Agente del INPE ingresaba al penal con un celular en su zapato

Fue descubierto por sus colegas cuando ingresaba a trabajar

Agentes  del INPE detuvieron a su colega Jorge Antonio Rodríguez  Gonzáles, al descubrir que trataba de ingresar al establecimiento penal de Potracancha un celular con dos chips, escondidos en uno de sus zapatos.

Se conoció que la intervención ocurrió cerca de las 8 de la mañana de ayer, durante un operativo inopinado ordenado por el director del recinto penitenciario.

Desde las 6.50 de la mañana, se supo, cada uno de los trabajadores que llegaba a trabajar fue sometido al registro personal y de sus pertenencias.

Y cuando le tocó el turno a Jorge Rodríguez, uno de sus colegas le registró las pertenencias, pero también le pidió quitarse los zapatos, es cuando en el zapato del lado derecho encontró un celular digital con doble chip.

El agente fue retenido y trasladado al Departamento de Investigación Criminal (Depincri) donde personal del área de delitos junto a una fiscal asumieron la investigación.

Se conoció que Rodríguez Gonzáles es un servidor con más de 11 años de servicio. Actualmente labora en el área de Registros Penitenciarios.

De acuerdo con la legislación actual, el servidor penitenciario podría recibir una condena de entre 6 a 8 años de cárcel, según el artículo 368 del Código Penal que prohíbe el ingreso de equipos o sistemas de comunicación, fotografía y/o filmación en centros de detención o reclusión.

Según dicho artículo la pena por este delito va de 6 a 8 años de cárcel cuando se trata de un servidor, funcionario público o abogado. En una nota de prensa, el INPE anunció que “será inflexible ante todo acto de corrupción por parte de malos servidores que intente cometer hechos ilícitos dentro de los penales

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *