Cáncer de mama: 5 chequeos que toda mujer debe realizarse para prevenir su aparición

El cáncer mama es la principal causa de muerte por cáncer en la mujer peruana, sin embargo, el 95% de casos detectados a tiempo pueden curarse. Lamentablemente, debido a la poca cultura de prevención en el país, muchas mujeres no se hacen chequeos a tiempo y cuando descubren la neoplasia esta se encuentra en etapa muy avanzada.

Es así que, cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Mama, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad.

DIÁLOGO DE TETAS

Destacados personajes como Leslie Stewart, Patricia Portocarrero, Ebelin Ortiz y Anaí Padilla, se unieron a la campaña participando de divertidos vídeos bajo el nombre “Diálogo de tetas”, como parte de la campaña “El Cáncer También Importa” de La Liga contra el Cáncer.

En los vídeos se muestra cómo ellas, junto a sus grandes aliadas “sus senos”, se motivan y convencen de la importancia de realizarse un chequeo preventivo de mama, a pesar de todas las excusas y miedos que presentan, dado que la principal razón de por qué las mujeres no se realizan un diagnóstico preventivo es por el temor a los resultados.

Con esta iniciativa se busca demostrar que la mejor forma de vencer el cáncer es convenciéndote a ti misma de realizarte un chequeo hoy mismo. 

Por ello, especialistas de la Liga Contra el Cáncer dan a conocer, cuáles son los chequeos que toda mujer debe realizarse de forma periódica para evitar que esta enfermedad llegue a su vida: A partir de los 20 años

AUTOEXAMEN DE MAMA:

Es un método sencillo de exploración de las mamas que permite detectar algún cambio, bultos o hinchazones anormales. Deben realizarlo mensualmente a partir de los 20 años, después de una semana de la menstruación. De esta manera la mujer se familiariza con su cuerpo. Es importante señalar que el autoexamen no reemplaza la inspección médica ni la mamografía

DESPISTAJE CLÍNICO DE MAMA:

Es la exploración y revisión de los senos realizadas por un especialista, sin la utilización de instrumentos. Este examen permite inspeccionar y palpar para detectar anormalidades. Este examen clínico debe ser realizado por un profesional a todas las mujeres desde los 20 años, por lo menos una vez al año.

A PARTIR DE LOS 40 AÑOS

Mamografía:  Es método de diagnóstico más seguro para la detección temprana del cáncer de mama que debe realizarse desde los 40 años. Sin embargo, si el paciente tiene antecedentes familiares con la enfermedad, se recomienda realizarlo a partir de los 35 años por lo menos 1 vez al año.

Ecografía mamaria: Método de diagnóstico por imágenes complementario que permite diferenciar lesiones quísticas y sólidas. Debe ser utilizado en mujeres a partir de 40 años de edad. Pero si se tiene incidencia familiar se recomienda realizarlo desde los 35 años.

Prueba genética BCR 1 Y 2: El test genético es una prueba que deben realizarse las mujeres mayores de 30 años con incidencia familiar de cáncer de mama u ovario. Este análisis de genes a través de muestra de saliva, permite realizar estudios en busca de mutaciones genéticas hereditarias como BRCA1 y BRCA2 que podrían desencadenar en cáncer de mama y ovario. El resultado de dicha prueba tiene por objetivo identificar la incidencia de la enfermedad unos 20 a 40 años antes de desarrollarla. (Andina)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *