Fisioterapeuta detenido por tocamientos indebidos a menor

Fiscalía ha solicitado prisión preventiva para Carlos Miranda

TINGO MARÍA

El propietario del Centro de Rehabilitación Miranda, Carlos Abraham Miranda Peña, podría terminar en la cárcel si el juez de investigación preparatoria declara fundado el pedido del fiscal que lo investiga por la presunta comisión del delito de tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos.

La agraviada es una menor de 14 años de edad quien lo acusó de haberle hecho tocamientos en un ambiente de su local ubicado en la avenida Enrique Pimentel 479, en la ciudad de Tingo María.

Los hechos, según la víctima, ocurrieron la tarde del sábado cuando acompañó a su abuela que debía realizarse un tratamiento a la columna.

Carlos Miranda la habría llevado a otro ambiente supuestamente para revisarla, pero al ingresar le pidió quitarse el polo y echarse en la camilla.

Le quitó el brasier y con una crema empezó a darle masajes en la espalda para luego pedirle que se voltee y no permitiendo que se cubra los senos para continuar masajeando todo su pecho y acercándose a ella como queriendo besarla, desabrochándole su short, entre otros hechos, hasta que la menor incómoda se levantó, se puso la ropa y salió.

Camino a su casa contó a su abuelay luego a su madre quienes la llevaron a denunciar lo ocurrido.

Tras su detención, el acusado habría negado que tocó a la menor. Las autoridades realizaron diversas diligencias y según se conoció el fiscal a cargo del caso ha solicitado prisión preventiva para él.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *