Pérdida de tiempo

El Congreso de la República decidió anoche aprobar por insistencia la autógrafa de ley que plantea la devolución de los aportes al Decreto Ley 19990, administrados por la Oficina de Normalización Previsional (ONP). Ochenta y siete congresistas votaron a favor, 21 en contra y 3 se abstuvieron.

El presidente de la República, Francisco Sagasti, había advertido el domingo último que si el Congreso aprobaba por insistencia dicha ley —a pesar de las observaciones del Ejecutivo— acudiría al Tribunal Constitucional para que se declare su inconstitucionalidad, como ha ocurrido con otras leyes.

Desde diferentes sectores se ha repetido con insistencia que es imposible que el Estado pueda devolver los aportes realizados a la ONP porque se trata de un fondo común para el pago de las pensiones de jubilación a sus pensionistas.

El caso de los aportantes a la ONP es diferente a la de los aportes a las AFP donde cada uno tiene su cuenta individual de fondos y el monto y tiempo de pago de su jubilación depende de cuánto logró ahorrar. En cambio el pensionista de la ONP recibe un monto mensual hasta el fin de sus días, sin importar cuánto aportó. La ONP es un fondo solidario, la AFP es un fondo individual. Por esa razón, y otras más, no se puede devolver los aportes a los afiliados a la ONP. Y por eso, la ley aprobada por el Congreso anoche será declara inconstitucional y solo habrá sido un engañamuchacho y una pérdida de tiempo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *