Acusan a exfuncionaria de influenciar para contrato de sus familiares

El director de la Red de Salud de Huánuco, Alejandro Vicente Quispe, rechazó la acusación de que existe una organización criminal dentro de esa institución dedicada a direccionar los contratos de personal en los concursos CAS.

Luego de que la procuradora anticorrupción, Krupskaia Beraún, presentara la denuncia por negociación incompatible en el segundo concurso CAS covid-19, tres fiscales anticorrupción encabezados por el fiscal Edwin Coaquera intervinieron la sede de la Red de Salud de Huánuco el 17 de diciembre, incautando documentos y computadoras de la Dirección Administrativa, Secretaría General, Asesoría Jurídica, Recursos Humanos, Planeamiento Estratégico y Logística.

En ese momento trascendió que la investigación era “contra quienes resulten responsables”; sin embargo, recientemente se hizo público un informe de la Dirección contra la Corrupción de la Policía Nacional (Dircocor) que acusa a Vicente Quispe de ser cabecilla de la organización “Los Malcriados del Trome”, que operaría dentro de la Red de Salud para favorecer a ciertas personas en los concursos CAS.

El documento señala al director administrativo de la Red de Salud, Luis Trujillo Vera, y a la jefa de Recursos Humanos, Emelyn Rodil Zevallos, como miembros de esa supuesta organización.

«La investigación era contra quienes resulten responsables; pero ahora nos damos con la sorpresa de que sí hay nombres y hasta con alias, […] a nosotros nunca se nos mostró ese informe policial», se quejó Vicente Quispe en conferencia de prensa.

«Acá en la Red no existe ninguna organización criminal», enfatizó al explicar que el Decreto de Urgencia 029 permite hacer las contrataciones directas a través de las convocatorias del concurso CAS covid, «porque no había recursos humanos durante la pandemia».

«Yo soy de Cañete, no tengo ningún familiar aquí en Huánuco; no puede ningún familiar mío trabajar en la Red», añadió.

ACUSA A EXFUNCIONARIA

Para Vicente, la persona detrás de estas acusaciones es Ana Valdivia Elguera, trabajadora nombrada del centro de salud Aparicio Pomares y que hasta el 2018 se desempeñó como jefa del área de Logística de ese establecimiento de salud.

Vicente acusa a Valdivia de tener familiares laborando dentro de esa institución, además de malversación de fondos del Cafae, hecho por el que fue denunciada por la Red de Salud.

Por estas denuncias, afirma el funcionario, Valdivia está intentando «desprestigiar la gestión» de la Red de Salud.

Como prueba de las acusaciones contra Valdivia, la jefa de Recursos Humanos de la Red de Salud, Emelyn Rodil, mostró los contratos de cinco familiares de dicha exfuncionaria que laboran o laboraban dentro de la institución, todos en el mismo tiempo que ella era la jefa de Logística. Ellos son:

– Luis Miguel Álvarez Valdivia, quien trabaja como piloto en el centro de salud Aparicio Pomares.

– Katherin Valdivia Angullo, sobrina de Ana, quien trabaja como técnica de estadística en la Unidad de Seguros de la Red de Salud.

– Teodoro Alberto Álvarez Valdivia, vigilante en el centro de salud mental comunitario desde el 2018

– Jhon Basualdo Gamarra, esposo de Valdivia Elguera, quien labora como chofer en el centro de salud Aparicio Pomares

– John Valdivia, hermano de Ana, quien trabajó como vigilante en el hospital Carlos Showing Ferrari.

De este último, dijo Rodil, «le acabamos de enviar su carta de despido» y tras ello, Ana María Valdivia envío mensajes por WhtasApp, al director administrativo de la Red de Salud, Luis Trujillo Vera, «coaccionándolo» para que vuelvan a contratar a su hermano por la modalidad de terceros.

«¿Quién hace el requerimiento de personal? El jefe de logística [cargo que tenía Valdivia]», mencionó. «Nosotros no tenemos familiares dentro de la Red, pero la denunciante sí los tiene», aseveró Rodil.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *