¿Qué puede hacer?

El penúltimo año de gestión del Consejo Regional tendrá al consejero regional por Dos de Mayo, Valentín Salazar Huerta, como consejero delegado. El encargado de conducir este órgano de gobierno durante el presente año.

Salazar Huerta, al igual que su antecesor Ibán Albornoz, ha sido alcalde provincial. Es decir, se sabe con experiencia para dirigir sesiones, para elaborar la agenda del Consejo Regional, para buscar los consensos entre consejeros algunas veces y entre el Consejo Regional y el Ejecutivo, otras veces.

Hasta ahora es muy poco lo que el Consejo Regional ha aportado para una gestión regional exitosa, y eso pasa necesariamente por una efectiva y oportuna fiscalización.

En este orden de ideas es preciso aclarar que las funciones del consejero regional están bien distantes a las de un congresista (aunque quisieran que sea todo lo contrario) y en cambio están más próximas a las de un regidor. Y por si lo dudan, la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales está inspirada en la Ley Orgánica de Municipalidades.

En este tercer año el Ejecutivo regional debe cambiar la percepción de que fiscalizar es obstaculizar, de que el consejero regional es el «enemigo». Los enfrentamientos entre Ejecutivo y Consejo Regional debilitan la gestión y solo garantizan el fracaso.

Además de fiscalización, se requiere un Consejo Regional propositivo. ¿Qué puede hacer Salazar? El 31 de diciembre lo sabremos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *