Corte Suprema confirma condena contra conductor ebrio

La Corte Suprema de Justicia de la República rechazó  el recurso de casación interpuesto por Jesús Nirson Trujillo Argandoña contra la condena por el delito de violencia contra la autoridad para impedir el ejercicio de sus funciones.

En enero del 2019, la Sala de Apelaciones de Huánuco confirmó la condena de dos años, cuatro meses y nueve días que le impuso el Juzgado Penal de Huánuco tras encontrarlo responsable de los delitos: peligro común en la modalidad de conducir en estado de ebriedad y violencia contra la autoridad o funcionario público para impedir el ejercicio de sus funciones.

Trujillo Argandoña se acogió a la conclusión anticipada por el delito de conducir en estado de ebriedad, pero pidió que se le absuelva por el segundo delito alegando inimputabilidad dado a que el día en que ocurrieron los hechos se encontraba ebrio, de acuerdo con el dosaje etílico que arrojó 1.71 gramos por litro de alcohol en la sangre.

Con fecha 7 de diciembre del 2020, los jueces supremos de la Sala Penal Permanente declararon infundado el recurso de casacación pues consideraron que «en cierto modo, el encausado se encontraba relativamente consciente, tanto al ser intervenido como cuando agredió  y causó daños en la comisaría».

Incluso señalan «es un hecho irrefutable que al encausado se le intervino conduciendo el vehículo de placa de rodaje D1Z-790 sin contratiempos, desde el lugar denominado La Esperanza, hasta el centro de Huánuco»

HECHOS

Los hechos ocurrieron en agosto del 2015. Nirson Trujillo conducía una camioneta por las intersecciones de Abtao y Dámado Beraún cuando fue intervenido al detectarse que presentaba signos de ebriedad.

Puso resistencia, pero fue reducido y llevado a la Comisaría de Huánuco donde atacó a uno de los policías y causó destrozos en la dependencia policial.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *