Planta de oxígeno comprada por el Gorehco es un fiasco

Comprada por el Gobierno Regional con 1 millón 751 mil 120 soles a la empresa Ultra Controlo International Perú S.A.C. la planta de oxígeno medicinal instalada en el Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán Medrano resultó un fiasco hasta el momento.

Walter Dueñas, trabajador del área de Mantenimiento de dicho nosocomio, confirmó que dicha planta traída desde Portugal presenta desperfectos en la calibración que ha obligado a paralizar su funcionamiento hasta en tres oportunidades.

Desde hace 15 días, dijo, un técnico de Ultra Controlo trabaja en la calibración de la planta, como en las dos ocasiones anteriores, pero sin dar con la solución definitiva.

«Según el ingeniero, el aire de Huánuco no es el adecuado para esta planta», explicó, por su parte, el director regional de Salud, César Torres Nonajulca.

La frustración con dicha planta se hizo más evidente ayer que el Hospital de Contingencia enfrentó una crisis por falta de oxígeno.

El director del Hospital Hermilio Valdizán, Víctor Espíritu, y el alcalde provincial de Huánuco, José Luis Villavicencio, cumplen cuarentena al confirmarse que están infectados con el nuevo coronavirus.

Según relataron pacientes de enfermos con covid-19 internados en dicho nosocomio, la falta de oxígeno empezó en la madrugada y se fue agravando durante el día. Incluso dijeron que en el hospital les indicaron que busquen oxígeno para que sus familiares reciban atención y no mueran.

La falta de oxígeno en el nosocomio fue confirmada por el mismo Torres Nonajulca.

Walter Dueñas explicó que la  planta de oxígeno debería llenar 50 balones de oxígeno de  7 metros cúbicos por día, pero solo ha estado produciendo la mitad. Y ayer, según dijo, dejó de producir incluso esa poca cantidad. A eso se sumó los retrasos en la recarga de los balones de oxígeno en La Oroya, desatándose la crisis de oxígeno en dicho nosocomio. Por la noche, el hospital Hermilio Valdizán reportó la llegada de dos camiones con balones de oxígeno, el primero con 80 y el segundo con 60.

Fuentes del Gobierno Regional también informaron que resolvieron el impase con la empresa Ultra Controlo con relación a la compra de 460 balones de oxígeno que estaban en el colegio Illathupa, de los cuales 300 iban a Lima  para que el Cenares los llene con oxígeno y el resto a Pucallpa para su carga en una empresa de esa ciudad.

QUE LA DEVUELVAN

Sin ocultar su fastidio, el director regional de Salud sugirió la posibilidad de devolver la planta de oxígeno a Ultra Controlo. «Por mí, si esa planta no está dando lo que necesito, que la devuelvan», manifestó.

Refirió que La Dirección Regional de Salud está pidiendo al Ministerio de Salud una planta de oxígeno capaz de llenar 100 balones diarios, 200 concentradores de oxígeno y que Cenares (Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos de Salud) garantice 50 mil metros cúbicos de oxígeno por mes, «que es lo que necesitamos», indicó.

Por ahora la Diresa sigue trayendo oxígeno de Pucallpa, La Oroya, Lima y Tarapoto «para salvar al Contingencia».

El funcionario detalló que al momento se necesitan al menos 350 balones de oxígeno para atender el Centro de Atención Temporal de Amarilis que funciona en el Complejo Deportivo de Paucarbamba y el Hospital de Contingencia, y en el caso que las tres plantas de oxígeno de Huánuco operaran en toda su capacidad solo producirían 150 balones, indicó. «Tenemos un déficit de más de 200 balones», apuntó.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *