Dictan cárcel para abogado de la Udavit acusado de violar a niña ultrajada

Juez de Amarilis dispuso nueve meses de prisión preventiva.

Prisión preventiva por el plazo de 9 meses dictó el juez de Investigación Preparatoria de Amarilis para el abogado de la Unidad de Asistencia Inmediata a Víctimas y Testigos (Udavit), Marco Antonio Gonzáles Delgado, investigado por el delito de violación sexual en agravio de una menor de 12 años.

En audiencia virtual realizada ayer, el juez José Solís Canchari escuchó el sustentó de la representante del Ministerio Público, así como también de la defensa del denunciado para luego analizar cada presupuesto y luego de más de 4 horas resolvió dictar 9 meses de prisión.

Gonzáles Delgado ha sido acusado y detenido el 21 de enero por haber ultrajado presuntamente a una víctima de violación sexual, a la que un día antes visitó en su casa junto a otra profesional de la Udavit del Ministerio Público.

Al sustentar su pedido, la fiscal narró que los hechos ocurrieron en casa de la víctima, a donde él y la asistenta social llegaron para brindarle apoyo y asesoría por la agresión que sufrió meses antes por parte de un sujeto también menor de edad.

Inicialmente, el acusado y su colega se reunieron con la madre y su hija, pero luego él dijo que necesitaba entrevistarse a solas con la víctima, por lo que la madre los llevó a la habitación de sus hijas y colocó sillas para la supuesta entrevista a puerta cerrada.

Una vez solos, narró la víctima, el denunciado  le preguntó cómo es que había sido ultrajada, para luego pedirle que se baje el pantalón de buzo y ropa interior al tiempo que pedía que detalle cómo ocurrió. Asimismo le hizo tocamientos y le introdujo el dedo en sus partes íntimas.

Luego le ofreció ayuda y le dio dos soles para que se comprara un chupetín que pidió la menor cuando él le preguntó qué quería que le comprara.

Estuvo con la menor unos 20 minutos para luego pedir conversar con la madre a quien orientó sobre el proceso que se seguiría en el caso de la primera violación. El sujeto estuvo casi dos horas en la casa para luego retirarse -junto a su colega- sin levantar sospechas.

Recién al día siguiente cuando los padres se sentaron a conversar con su hija y pedirle que les cuente qué le dijo el abogado, la menor les narró todo lo ocurrido.

Indignados, sus padres decidieron denunciarlo, pero antes el padre lo llamó a su celular y a tanta insistencia  lograron que se presentara a la Fiscalía.

El padre de familia no solo le reclamó por su actitud, sino también lo atacó a golpes. Tras la agresión, Marco Antonio se presentó al Departamento de Investigación Criminal para presentar la denuncia, pero fue detenido.

Se conoció que recién este año el abogado inició labores en la Udavit tras ganar un concurso del Ministerio Público de Huánuco.

EXJUEZ DE PAZ

Su trabajo anterior habría sido el de juez de paz de la provincia de Oyón (Lima) que finalizó a solo unos días de que fuera acusado del delito de actos contra el pudor, también en agravio de dos menores de edad.

Según un parte policial publicado en la página web de Barranca.pe, dicha denuncia no habría prosperado porque apenas se iniciaba la denuncia, el agresor llegó a la comisaría y pidió disculpas a los padres de las menores y se comprometió a cubrir los costos de un tratamiento psicológico.

La similar agresión a las hermanas de 11 y 13 años habría ocurrido en pleno juzgado a donde acudieron con sus padres por un caso de violencia familiar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *