Algo más que pataletas

La segunda ola de contagios nos está golpeando y no hay capacidad de reacción de las autoridades regionales y municipales. El Comando COVID-19 no atina a impulsar un plan de acción multisectorial para contener y reducir el índice de contagios con el nuevo coronavirus.

Carente de iniciativas, al comando  solo se le ocurrió dar un plazo de «24 horas» al Gobierno para que declare en «muy alto riesgo» a Huánuco, instale dos plantas de oxígeno y envíe más de 200 profesionales de salud, de lo contrario —tremenda amenaza— las autoridades viajarán a Lima para una reunión presencial con el presidente y el Consejo de Ministros. ¡Y listo!

La guerra contra la covid-19 exige atacar por diferentes flancos. Y no hay ningún plan conjunto de las autoridades para, por ejemplo, vigilar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, que los ciudadanos no se aglomeren y usen la mascarilla de manera correcta…

El gobernador, los alcaldes, prefecta, subprefectos, policías, fiscales… tienen un rol excepcional que cumplir en una situación excepcional como la que vivimos.

Esa inacción, sumada a la irresponsabilidad de los mismos ciudadanos de incumplir los protocolos de bioseguridad,  nos ha llevado de nuevo al confinamiento. Y hay que entender que si no se contiene el nivel de contagio, todas las camas que se instalen en los hospitales, colegios… serán insuficientes, porque siempre serán más los infectados y los enfermos. Algo más que pataletas podemos y debemos hacer.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *