Y si en vez de quejarnos…

El gobierno ha ordenado cuarentena en Huánuco, y otros seis departamentos y la provincia constitucional del Callao ante el incremento de casos de covid-19 y de la tasa de letalidad de dicha enfermedad en estos lugares.

Naturalmente la medida no gusta a un amplio sector de ciudadanos, aunque los médicos y otros profesionales de la salud la han estado demandando ante la gran cantidad de pacientes que deben atender y que cada día se incrementa sobrepasando sus fuerzas físicas y afectando su estado emocional.

Si se sabe que el virus se mueve con las personas, que son las personas las que lo propagan, el confinamiento caía de maduro con el alto índice de contagios y los hospitales colapsados en Huánuco, con falta de oxígeno, médicos, enfermeros, medicamentos…

La cuarentena ya está acá y lo que queda es dejar de quejarnos para asumir otra actitud más propositiva, una posición coherente con el discurso de que los más pobres son los más afectados. Tenemos estos días para ayudar a desacelerar el ritmo de contagios con el nuevo coronavirus y poder reactivar nuestra economía. Se necesita en estos días cumplir los protocolos. Quédese el mayor tiempo posible en casa, y si sale a la calle hágalo con la mascarilla bien puesta y no se la quite o baje; mantenga su distancia de más de un metro con otra persona, no se aglomere en los mercados. Si hacemos eso, en vez de quejarnos, más rápido saldremos de la cuarentena.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *