Se fue don Honorato, otro huanuqueñista

A los 88 años de edad dejó de existir don Honorato López Ramírez, propietario de la hacienda Cachigaga, pero huanuqueñista por sobretodo.

La muerte lo sorprendió la noche del sábado en su hacienda y sus restos descansan desde ayer en el cementerio de Las Pampas, cerca de su hacienda.

Próspero empresario, impulsor de la Ruta de la Shacta, el destilado de caña, cuyo sistema de producción fue declaró como Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura en el año 2016.

«El sistema de producción de la Shacta, aguardiente de caña de azúcar de Huánuco, incluye conocimientos, saberes, técnicas y prácticas tradicionales y particulares, por lo que constituye una expresión cultural que se encuentra en el ámbito del patrimonio cultural inmaterial de prácticas y tecnologías productivas. El producto final, conocido como Shacta es, desde el virreinato, un referente de identidad de la población huanuqueña que se ha mantenido hasta la actualidad», argumentó el Ministerio de Cultura Y don Honorato fue uno de los a través de los años mantuvo vigente esos saberes, técnicas y prácticas tradicionales. Además de ser un cultor de las tradiciones huanuqueñas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *