Se nos ha ido un maestro de siempre: Luis Velásquez Tagle

Destacado periodista falleció en Lima a los 81 años de edad.

El maestro y periodista Luis Ángel Velásquez Tagle falleció este domingo en la ciudad de Lima a los 81 años de edad. Nacido en Cusco el 12 de octubre de 1939, desarrolló en Huánuco su fructífera carrera periodística en radio, televisión y prensa escrita.

Docente de profesión, echó raíces en Huánuco donde fue corresponsal del Diario «La República» desde los inicios de este y también director encargado del Diario «Ahora», además de articulista.  También condujo programas periodísticos en televisión y radio local.

«Lucho fue un periodista de la vieja guardia, un periodista de raza que supo acrisolar y curtir la profesión en la cancha y frente a la máquina de escribir», recuerda Julinho Aguirre Soto, el excorresponsal de Radioprogramas del Perú en Huánuco hoy afincado en Lima.

 «Durante la convulsionada década de los 90 (Huánuco plagado de terrorismo y narcotráfico) compartimos ene jornadas periodísticas, él coberturando para La república y yo para RPP, unas más arriesgadas que otras», añade.

Luis Velásquez siempre con la cámara en ristre para captar la escena noticiosa.

Gladys Jacha, corresponsal de América Televisión, lo recuerda también aguerrido, valiente y apasionado del periodismo.

«Recuerdo que con don Lucho y José Reyes y Viviano (QEPD) hice el primer informe periodístico  [para América] allá por el año 91, años difíciles por el terrorismo. Don Lucho y Pepito, sin lugar a dudas eran los más aguerridos y me enseñaron a serlo también con esta primera experiencia que casi nos cuesta la vida. Recuerdo que cuando don Luchito y su eterno acompañante del periodismo Pepe Reyes me dijeron que había que cubrir una noticia arriesgada y que me habían escogido como medio televisivo nacional para cubrirla, no me dijeron de qué se trataba y tampoco les pregunté. La adrenalina en esos momentos corría por mis venas y junto a mi leal y aguerrido camarógrafo Daniel Lozano, emprendimos camino mientras don Luchito nos decía: No tengan temor de nada. Cuando llegamos al inhóspito lugar, apareció un grupo de encapuchados que al instante pensamos que eran los terroristas, pero ¡oh sorpresa!, se trataba de un grupo de policías en actividad que se hacia llamar Frente Moralizador de la Policía Nacional Base Huánuco, quienes denunciaban a la alta oficialidad con documentos en mano. Fueron minutos de gran tensión, pero lo logramos. Al día siguiente don Luchito hacía público por el Diario «La República» este escandaloso caso, así como ‘Pepe’ Reyes por Radio Alfa, y en la Edición Central del noticiero de América Televisión, en ese entonces llamado «Primera Plana». Los siguientes días fueron más tensos aún para nosotros, las amenazas, los intentos de secuestro y los frustrados intentos de asesinarnos por parte presuntamente de quienes se sentían aludidos».

Para Gladys se ha ido un «icono del periodismo huanuqueño».

Julinho Aguirre recuerda también a Luis Velásquez en esa faceta exitosa que tuvo en el programa político «Espacio Libre» con José Reyes y Viviano (Q. E P. D.) y Esteban Soriano Arrieta. «Un trío de polendas que en dos horas diarias matinales abordaban el panorama noticioso de la región.  La producción estuvo a cargo de José Ponce de León. «Espacio Libre» tuvo un rating fenomenal», indica.

Hace algunos años por razones de salud, don Luis Velásquez se trasladó a Lima donde pasó los últimos de los años bajo los cuidados de su esposa, hijos y nietos y haciéndole frente a los males que lo aquejaban. Pero siempre interesado en el acontecer de Huánuco, siempre pendiente de sus amigos.

Y desde los inicios de Página3, siempre  estuvo atento con este proyecto, sus palabras de aliento, recomendaciones y consejos han sido bastante útiles en nuestro caminar. Su última comunicación con nosotros fue tan solo hace unas semanas atrás, reiterando su aliento y consejos a esta casa editora.

«Se nos ha ido un amigo, un maestro de siempre», ha dicho Lincoln Diaz, director de Página3: «Su partida también nos duele».

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *