Minsa confirma presencia de la variante brasileña del coronavirus en Huánuco

El Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó oficialmente el jueves la presencia de la variante brasileña del nuevo coronavirus en los departamentos de Huánuco, Iquitos y Lima, aunque en este último se trata de una persona que se infectó en Iquitos.

La tarde de ayer, en su presentación ante el pleno del Congreso junto a la jefa del Gabinete Ministerial, Violeta Bermúdez, y la canciller, Elizabeth Astete,  la ministra de Salud Pilar Mazzetti, hacía pública la información.

«En Loreto, Huánuco y Lima ya está presente la variante brasileña» del coronavirus, aseveró al detallar las razones del rápido incremento de contagios del covid-19 registrado en las últimas semanas.

En ese sentido, indicó que el ritmo de reproducción de la enfermedad en la actualidad –el factor R– es de 1.18 y se observa un acelerado ascenso en el número de contagios, «con mayor agresividad y mortalidad».

La curva de ascenso en esta segunda ola, dijo la ministra, es bastante más pronunciada que en la primera etapa de la emergencia, en el segundo trimestre del 2020.

Lo que se evidencia hoy es que los contagios alcanzaron en solo cuatro semanas el nivel de los dos primeros meses de la pandemia, el año anterior, comentó la ministra. «Es (un ritmo de contagios) tremendamente más agresivo», apuntó.

JÓVENES

El médico infectólogo de EsSalud Milward Ubillús Trujillo sostuvo que la cepa brasileña tiene la capacidad de contagio de hasta 70 % más que la de Wuhan (China), una capacidad de daño 30 % mayor y mayor letalidad.

«Las secuelas que deja son más fuertes» en los pacientes que superan la enfermedad, indica.

Ubillús Trujillo advierte también que esta nueva cepa está atacando a jóvenes. «Están muriendo muchos jóvenes», apunta.

«Estas variantes se adaptan muy bien a las células de los jóvenes que antes eran menos susceptibles, han ubicado un receptor especial», explica Juan Nájera, también médico infectólogo del Hospital Regional Hermilio Valdizán Medrano.

Quédate en casa
«A partir de ahora hay que asumir que cualquier persona está infectada. Hay que sospechar de todos, hasta del ser querido. Uno de los principios de la bioseguridad en salud es la universalidad: se presume que toda persona es portadora del agente infeccioso hasta demostrar todo lo contrario. Si pensamos que cualquiera está infectada vamos a actuar de manera más responsable. El segundo principio es el uso de barreras protectoras para evitar el contagio, por eso la mascarilla sigue siguiendo la mejor barrera. Hay que ponerse dos mascarillas y encima su máscara protectora si va a salir de casa, lavarse las manos cada 15 minutos y/o usar alcohol en gel y mantener la distancia de dos metros entre personas. Ahora, lo mejor es no salir de casa». Milward Ubillús.

LA CEPA BRASILEÑA

La primera quincena de enero una investigación publicada en el sitio web Virological.Org, un foro de discusión que reúne la información más reciente sobre la evolución viral y la epidemiología, confirmaba la nueva variante de coronavirus detectada en la ciudad de Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas.

Científicos de 10 instituciones, entre ellas el Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford, ambas en Inglaterra, y el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, analizaron el material genético de 31 muestras de pacientes con covid-19 en la ciudad de Manaos. De ese total de muestras recogidas entre el 15 y 23 de diciembre, 13 presentaban la nueva variante del virus SARS-CoV-2 que denominaron P.1, de acuerdo con un informe de  la BBC.

En Perú, en la segunda quincena de enero un equipo del INS recolectó muestras de pacientes diagnosticados con covid-19 en los departamentos de Loreto, Huánuco, Ucayali y Lima, identificando la presencia de la variante P.1 o variante brasileña en Loreto (Iquitos y Caballococha), Huánuco y en Lima en un paciente que había viajado a Caballococha días antes de presentar los síntomas.

En el departamento de Huánuco, el INS analizó 23 muestras, la mayor cantidad después de Lima (77) y confirmó en cinco de ellas la variante P.1

«Esta variante tiene más proteínas para que pueda encajar en la célula donde se instala. Eso puede estar haciendo que el virus tenga una mayor capacidad de ingresar, colonizar y expandirse. Es el aumento dela capacidad de adaptarse a una célula y de su capacidad de replicarse. Significa que su capacidad replicativa es casi de inmediato», explica Nájera.

«Todo virus que está mutando ya es más fuerte porque  está mejorando su ciclo evolutivo. El virus, que no es un ser vivo, tiene la capacidad de multiplicarse, de replicarse y en ese proceso busca adaptarse y hace una suerte de evolución favorable para ellos y desfavorable para nosotros los humanos», apunta Ubillús.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *