Dejan libres a investigados por crimen en Pichipampa

Testigos no reconocieron a ninguno de los 9 que fueron detenidos

Las investigaciones por el crimen de Lucas Manuel Rosales (24) en la zona de Pichipampa (Marabamba) continuarán con los 9 implicados en libertad, pues al no haber sido reconocidos por los testigos tuvieron que ser liberados anoche.

Durante 48 horas, policías y fiscales realizaron diversas diligencias, entre  ellas la declaración de familiares de la víctima y pobladores que aquella tarde estuvieron durante el enfrentamiento contra un grupo de excombatientes del Cenepa, y el reconocimiento de personas.

Ninguno de los testigos, se conoció, reconoció entre los detenidos a la persona que habría disparado contra Lucas, pese a que tras la muerte los allegados a la víctima sindicaban a un joven de 20 años como la persona que habría cometido el crimen.

Incluso dicho sujeto que es hijo de un excombatiente del Cenepa se presentó voluntariamente y se sometió a las diligencias, pero negó haber sido quien disparó.

Para determinar si alguno de los detenidos pudo haber realizado disparos, la policía de criminalística les realizó la prueba de absorción atómica, cuyo resultado tardará unas semanas.

El cadáver de Lucas fue entregado ayer a sus familiares tras la necropsia de ley. Según se supo,   el médico legista determinó que la bala ingresó por el brazo izquierdo y lesionó los pulmones, lo que le causó la muerte instantánea.

La bala que impactó a Manuel sería la que rozó el brazo de otro poblador. Él tampoco pudo ver quién fue la persona que disparó durante el enfrentamiento.

Las autoridades han obtenido vídeos del día de los hechos y serán visualizados con la finalidad de establecer el móvil y tratar de identificar al autor de los disparos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *