Vecinos se quejan por obra de agua potable en Aparicio Pomares

«La calle es un desastre» en el jirón Aparicio Pomares del asentamiento humano Vista Alegre, denuncian sus vecinos. La obra de agua potable y alcantarillado que se realiza en este lugar, aseguran, ha desnivelado del suelo.

«¡Me están enterrando!», reclama Álvaro Olivos Solis, uno de los vecinos. La casa de Álvaro ha sido la más afectada por la obra. Según denuncia, la entrada a su casa ha quedado por debajo del nivel del suelo.

Afirma que esto provoca que cuando llueve el agua se filtre por las paredes, que ya se están carcomiendo.

No solo eso. El Consorcio San Gabriel, empresa contratista a cargo de la obra, deja todo el desmonte en la puerta de su casa. Hace dos días él mismo junto a algunos vecinos tuvo que retirar los escombros que estaban en su puerta.

Según otra vecina, Linela Riveros, el nivel del suelo ha subido 25 centímetros; lo cual es evidente por el nivel al que se elevaron los buzones de desagüe.

«Han hecho la obra como han querido», reclamó la vecina.

Según los vecinos, Seda Huánuco ya habría visitado la obra y se ha negado a recibirla en esas condiciones. 

En breves declaraciones, la ingeniera encargada de la obra, Flor Valdivia, aseguró que la obra «se está haciendo según el expediente».

El proyecto se inició en enero de 2020 y hasta ahora no culmina, aumentando el malestar de los vecinos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *