¡Alerta!

La natural indignación que ha causado saber que el ahora expresidente de la República, Martín Vizcarra, y las ahora exministras de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, y de Salud, Pilar Mazzetti, y algunos funcionarios públicos fueron vacunados contra la covid-19 a escondidas, se pretende otra vez desde un sector del Congreso llevar al país a una nueva crisis política, como si no fuera suficiente con las crisis sanitaria, económica, social y moral que ya vivimos.

Vizcarra, Astete, Mazzetti y los otros deben enfrentar las investigaciones en sus contras por sus actos irresponsables, deshonestos y egoísta, pero eso no puede justificar que quienes promovieron el golpe de Estado pretendan ahora llevarnos a una nueva crisis política en su afán de volver a capturar el Ejecutivo y recuperar su poder en el Congreso.

Otro aspecto con el que se debe tener mucho cuidado es el de generar falsas expectativas con la justicia. Nuestro sistema democrático requiere un sistema de justicia independiente con decisiones ajustadas al derecho, a la razón y a al justicia que engendren confianza y respeto en la ciudadanía. Y eso pasa necesariamente porque sus investigaciones sean céleres y prolijas. Ojalá que en este caso el pronunciamiento fiscal no tarde más de lo debido y necesario.

Entre tanto, es importante mantenerse alerta frente a las maniobras de quienes solo quieren capturar el poder, porque ellos hubieran querido ser los vacunados.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *