La herencia de los libros: Los hermanos Valencia continúan el negocio de su padre

Quién no recuerda a Pabel Valencia, hombre menudo que siempre estaba con ropa de vestir y cabello alborotado al ingreso del puente San Sebastián vendiendo libros desde 1 sol. El anciano conocido como «El librero del pueblo» falleció en diciembre a los 74 años, dejando un vacío en sus clientes que a diario lo visitaban.

La noticia de su muerte conmocionó a toda la urbe, pues uno de los principales espacios para la difusión de la lectura se cerraba con su desaparición. Si pasaba por San Sebastián veía su pequeño puesto de librería móvil en abandono, hasta que el último lunes se llenó de color y olor a libros viejos.

Henrry y Pavel Valencia Panduro, después de llorar la desaparición de su padre, decidieron continuar con su ejemplo vendiendo libros de segunda mano a precios módicos y así todos puedan acceder a ellos.

Los hijos del «librero del pueblo» aceptaron los consejos de los amigos de su padre. «No dejes el legado de Pabel. Huánuco necesita hombres como él, que sabían qué libro recomendarte en el momento preciso», fue el consejo que recibió Henrry de un docente de la Unheval.

Dice que continuará con la labor de su padre para ofrecer libros a bajo costo desde 2 soles y apoyar a la educación de jóvenes y adultos.

Está forrando un libro de historia y su madre, de 70 años, a su lado. Ambos atienden al público. A fines de enero, después de un mes de la muerte de Pabel, abrieron el puesto de libros ubicado en la vía pública, pero por el inicio de la pandemia volvieron a cerrarlo. Ahora, tras solicitar permiso, la familia ha vuelto a trabajar en ese espacio que Pabel ocupó los últimos 10 años.

La familia Valencia Panduro perdió al menor de sus hijos en diciembre del 2019 y el año pasado –casi por la misma fecha– a su patriarca. Ahora solo son tres. «Estamos decididos a continuar con el trabajo que empezó mi padre», dice Henrry al recordar que desde que tiene uso de razón vio a su progenitor vender libros.

Cuenta que se dedicó a la venta de libros más de 50 años. Inició en Lima en una librería local y luego se independizó viajando por Ucayali, San Martín y al llegar a Huánuco decidió quedarse porque el negocio iba bien e hizo muchos amigos a través de la lectura.

«Hemos retomado la venta trayendo novedades», dice el hijo menor de los Valencia emocionado mostrando las enciclopedias Lexus que adquirió. Su proyecto a futuro es lograr abrir una librería en un local propio y donde se recuerde la memoria del «Librero del pueblo».

Explica que los libros los vende a la mitad del precio que se encuentran en las librerías. La atención al público continuará en el puesto de San Sebastián de lunes a sábado de 9 a 5 de la tarde.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *