Asesinan a esposos en alturas de Margos

Doble crimen se perpetró mientras dormían
Víctimas tenían impactos de bala

Mientras dormían en una choza que acondicionaron debajo de un cerro, una mujer y su esposo fueron atacados a balazos. Ella fue encontrada sin vida y él falleció cuando era trasladado a Huánuco.

El doble crimen se perpetró entre la noche del martes y primeras horas de ayer en el lugar conocido como Shiracamachay, jurisdicción del centro poblado de Huancacancha, distrito de Margos. Se conoció que la pareja dormía en el lugar para cuidar su ganado.

Fue Elizabeth Ubeta, nuera de la pareja, quien encontró la penosa escena cuando fue a buscar a su suegra para despertarla pues debían ir a comprar ganado. Eran poco después de las 4 de la mañana.

Elizabeth dijo a las autoridades que el día anterior su suegra Porfiria Nicasia Córdova Herrera (54) le dijo que a las 4 de la mañana del día siguiente la buscara en la choza, que está ubicada a unos 100 metros de su casa en Huancacancha, para ir a comprar ganado.

La mujer narró que antes de llegar a la choza escuchó fuertes ronquidos que salían de la choza lo que la sorprendió, pero no imaginó siquiera lo que había ocurrido.

Al ver hacia el interior y alumbrar con la linterna de su celular, Elizabeth se encontró con la terrible escena. Tocó la mano de Porfiria y ya estaba fría, pero su suegro Esteban Huayton Ramos (56) tenían signos vitales. Corrió a pedir auxilio y con su esposo lo trasladaron al centro de salud de Margos.

El médico Pedro Puente diagnosticó traumatismo encéfalo craneano por arma de fuego. Según el galeno, la víctima presentaba orificio de entrada y salida en la cabeza.

Tras recibir los primeros auxilios, Esteban fue trasladado a un hospital de Huánuco, pero no resistió a las graves lesiones y falleció en el camino.

EL MÓVIL

Los familiares de los esposos no descartan que el móvil del crimen sea el robo del dinero que Porfiria tenía para comprar ganados, pero no pudieron precisar el monto.

Las autoridades han iniciado las investigaciones para determinar el móvil del crimen del presidente de la comunidad y de la junta vecinal organizada por la policía de la comisaría del distrito y de su esposa. Los cadáveres de ambos fueron internados en la morgue para la necropsia de ley.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *