¡Indignante!

Josué Canchari de la Cruz Docente Fac. de Ciencias Contables y Financieras – Unheval

Mientras se muere la población, las altas autoridades y sus allegados se vacunaron para salvar sus miserables vidas, mientras moría la gente. Es fácil decir «corran por sus vidas» cuando tienes todo el poder. Prácticamente esto que lo que sucedió. Mientras que el gobierno lucraba, la población encerrada, sin trabajar, con deudas en los bancos, enfermos luchando por su vida y esperando con mucha incertidumbre la llegada de la vacuna.

Esta guerra contra el virus invisible la venimos afrontando desde el mes de marzo del 2020. El personal de primera línea sacrificando su vida por salvar la de otras personas, los ancianos muriendo mientras un grupo del poder se vacunaba a escondidas. De qué sirvió el custodio de los militares sobre la llegada del primer lote de vacunas, si el Ejecutivo ya se había «robado».

Se escuchan muchos mensajes de alerta y reflexión conforme se acercan las elecciones, como «piensa bien antes de votar». Pero si uno analiza y vota por el candidato que piensa que lo hará mejor, la decepción es grande cuando te enteras que está involucrado en actos de corrupción.

Ya estoy adulto, vi pasar muchos políticos y casi todos ingresan solo con fines personales, por eso me cuesta creer a los candidatos que prometan realizar muchas actividades y hasta donar su sueldo.

«El personal de primera línea sacrificando su vida por salvar la de otras personas, los ancianos muriendo mientras un grupo del poder se vacunaba a escondidas»

INTERÉS ECONÓMICO

El Gobierno de nuestro país no prestó ni la mínima importancia en a apoyar la fabricación de las vacunas peruanas, en cambio EE. UU. otorgó 1 600 millones de dólares a la compañía de biotecnología Novavax para acelerar la producción de la vacuna contra el coronavirus.

En Perú, el Dr. Manolo Fernández viene ensayando la vacuna contra la covid-19, pero lamentablemente solo encuentra trabas mediante normas que le limita continuar con el desarrollo de su vacuna.

Todo ello hace pensar que detrás estaría el interés económico antes que la vida humana. A medida que va pasando el tiempo, va saliendo a la luz toda la corrupción.

El Estado firmó un contrato secreto con Sinopharm, donde en una de las cláusulas indica que no se debe divulgar el precio de las vacunas. Esto es un claro indicio de que se pretende esconder el precio para evitar el reclamo de la población.

Hay situaciones que el Estado puede mantener en secreto como la compra de material bélico, pero en una vacuna no debe existir el secreto comercial, es por ello que algo huele a podredumbre en la compra de vacunas de la empresa china Sinopharm.

Toda esta corrupción que viene atravesando nuestro país, me trae a la memoria la canción que salió por los años 90 interpretada por la banda “Los Nosequién y Los Nosecuántos” con su cantante Raúl Romero, que en una parte de su letras dice: «Por 5 lucas me compro un diputado… y total, corrupción hay en todos lados”, descripción de la realidad política de nuestro país.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *