Mensajes claros

La falta de mensajes claros y certeros con relación al plan de inmunización contra la covid-19 al personal de salud está generando descontentos, molestias, indignación y frustración.

Cuando llegaron las primeras trescientas mil dosis de vacunas del laboratorio Sinopharm se aseguró que estaban destinados para profesionales asistenciales que están en la primera línea de la vacunación. Pero no fue así, en las listas elaboradas con información desactualizada hay trabajadores administrativos y profesionales de salud que están en casa en trabajo remoto, desplazando a quienes sí están en la primea línea de batalla.

En medios de los reclamos, protestas y hasta plantones exigiendo la vacuna, se anunció que con el segundo lote se vacunaría a todos los profesionales asistenciales del sector salud  que faltan. Pero, tampoco es verdad.

El ministro Óscar Ugarte llegó a Huánuco con el segundo lote de vacunas.  Como las traía el ministro, la expectativa fue mayor de que esta vez se alcance a cubrir al personal de salud. Pero, ya se sabe que llegó con una cantidad insuficiente.

Las falsas expectativas que genera el Gobierno con las vacunas tienen un gran impacto negativo en su credibilidad y acrecientan la indignación que hay por la vacunación irregular con las vacunas de Sinopharm de varios altos funcionarios del Ministerio de Salud.

Ojalá el Gobierno cambie su discurso de falsas expectativas por mensajes claros y certeros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *