Ayuda urgente

Miles de hectáreas de cultivos fueron destruidos por las heladas y granizadas que se registraron en la zonas altoandinas del departamento de Huánuco y ahora los campesinos reclaman la atención urgente de las autoridades regionales y nacionales.

De acuerdo con el reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) poblados de las provincias de Yarowilca, Lauricocha, Ambo y Huánuco han sido golpeados por la naturaleza, agudizando la precaria situación económica que atraviesan por la pandemia de la covid-19.

Los productores que han perdido sus cultivos a causa de las heladas y granizadas están comprensiblemente desesperados y angustiados.

Mientras Agricultura realiza la evaluación de los daños e identifica a los productores perjudicados, el Gobierno Regional debería enviar un mensaje de compromiso con dichos campesinos de no dejarlos desamparados.

Y debería poner en marcha toda su maquinaria para garantizar que esos productores reciban ayuda para enfrentar la crítica situación económica en la que están envueltos y no se incrementen los números de familias en pobreza o extrema pobreza.

La ayuda con semillas y abonos es una medida para volver a sembrar, pero mientras tanto los programas sociales deben ayudar a aplacar el hambre de esas familias. Le corresponde al Gobierno Regional asumir el liderazgo para articular toda esa ayuda urgente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *