Más de 20 policías para recuperar documentos de policía retenidos en hospital

Piden investigar a comisario de Amarilis que encabezó operativo

Como si se tratara de la captura de algún peligroso delincuente o de alguna banda criminal, unos 20 policías dirigidos por el comisario de Amarilis, mayor PNP Alan Olivas Santana, llegaron al hospital de contingencia para recuperar los documentos de un oficial PNP retenidos por no presentar la carta de garantía de SaludPol, por una atención que recibió.

El hecho que causó indignación en los trabajadores de la salud ocurrió poco después del mediodía de ayer.

Según se conoció, el comisario montó el operativo ante la queja que habría realizado la esposa del teniente PNP Willie Reyes Puccio sobre la retención de sus documentos (carnet policial y DNI).

La madrugada del día anterior, domingo, el oficial de la Policía llegó al hospital pidiendo ser atendido y presentó su carnet policial y documento de identidad, pero no llevó la carta de garantía que debía entregarle SaludPol (Fondo de Aseguramiento en Salud de la Policía Nacional del Perú) a fin de que el hospital haga efectivo el cobro de los gastos ocasionados durante la atención.

Tras ser atendido, el policía se retiró del hospital y ayer retornó junto a su esposa para intentar recuperar sus documentos, pero como no presentó el documento requerido, el personal de cuentas corrientes le habría indicado que si no tenía la carta de SaludPol debía cancelar el monto de la atención, valorizado en 200 soles.

La esposa del oficial Reyes se habría quejado ante el comisario de Amarilis quien de inmediato y personalmente ejecutó el operativo para recuperar a los documentos y detener a los responsables, entre ellos a la técnica en enfermería Yeni Sarmiento Berrospi, por haber incurrido en el supuesto delito de abuso de autoridad.

Ante el alboroto, los indignados trabajadores salieron en defensa de sus colegas y realizaron una protesta contra el accionar policial y así frustraron la detención de los trabajadores.

En un acta que levantaron, el personal afectado dejó constancia que los policías ingresaron «de manera prepotente a las instalaciones del hospital, oficina de SaludPol pretendiendo detener arbitrariamente a la técnica en enfermería…».

Señalaron también que el efectivo, refiriéndose al mayor Olivas, no se identificó, no presentó ningún documento del denunciante, actuando en todo momento con prepotencia.

GARANTÍA

Se conoció que para que un agente de la Policía pueda ser atendido debe presentar una carta de garantía de SaludPol que es parte del convenio suscrito entre ambas instituciones.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *