Quiso homenajear a las policías femeninas y terminó detenida

Ceremonia de conmemoración por el Día de la Mujer terminó empañada por intervención policial a psicóloga

Se disfrazó de mujer policía para homenajearlas en su día, pero esto casi le cuesta su libertad. Una psicóloga del Centro de Salud Mental Comunitario fue intervenida y llevada a la Comisaría de Amarilis por vestir una casaca, botas y gorra con el logo de la Policía Nacional.

Usurpación de funciones, es el supuesto delito en el que supuestamente incurrió Rina Tarazona Verástegui solo por vestir el uniforme policial en la ceremonia por el Día Internacional de la Mujer organizada por la Municipalidad de Amarilis en la Plaza Mayor de Paucarbamba.

Junto a Rina estaban varias de sus colegas vestidas de bombero, ingeniera y políticas, todo con el fin de reconocer a las mujeres que realizan estas labores.

El abogado de la Red de Salud intervino.

Sin embargo, efectivos de la Comisaria de Amarilis le seguían los pasos. Según consta en el parte policial, uno de los agentes vio a la psicóloga vestida de policía cuando salía del Hospital Carlos Showing y pidió apoyo de otras dos policías femeninas para intervenirla. Cuando llegó el apoyo, fueron en busca de Rina Tarazona hasta la Plaza Mayor de Paucarbamba donde se realizaba la actividad.

La intervención se dio con el conocimiento y autorización del comisario de Amarilis, mayor PNP Alan Olivos. Sí, el mismo que encabezó el operativo en el Hospital de Contingencia con casi 20 efectivos solo para recuperar el DNI de otro agente policial.

La psicóloga cuenta que, pese a que explicó a los efectivos la razón de su vestimenta, estos no entendieron y empezó el forcejeo. La suboficial Yamileth Ortiz Valencia junto con otros dos agentes «me jalaron del brazo, y me empujaron para hacerme subir» al vehículo policial y trasladarla a la Comisaría.

Ya en la Comisaría de Amarilis la despojaron de su casaca y gorra. Además, la intimidaban diciéndole que se quedaría detenida por dos días.

Iracundo, Olivos no quiso explicar el caso.

Casi una hora después, tras aclararle los hechos al comisario Olivos y la insistencia de sus colegas que llegaron a la Comisaría a exigir que la suelten, Tarazona fue puesta en libertad; pero no quisieron devolverle sus prendas. Tuvo que intervenir el asesor legal de la Red de Salud para que puedan darle sus pertenencias.

 «Exijo una disculpa pública; porque en el Día de la Mujer no pueden ser vulnerados mis derechos», exclamó la agraviada entre lágrimas.

Mientras ella y sus colegas declaraban a la prensa, un iracundo mayor Olivos salió a la puerta de la comisaría a demandar que «tomen su distancia» y recordar que están prohibidas las aglomeraciones, pero no quiso dar ninguna explicación de lo sucedido con la psicóloga.

Más tarde llegó una representante del Ministerio Público a la Comisaría para tomar conocimiento de lo ocurrido y realizar algunas diligencias.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *