A un año

Hoy se cumple un año desde que se detectaron a las dos primeras personas infectadas con el nuevo coronavirus en el departamento de Huánuco. Los hermanos habían llegado de un viaje por Europa. Pero la diseminación del virus en Huánuco fue semanas después, con el éxodo que empezó a registrarse en Lima al decretarse la cuarentena total para —paradójicamente— contener la propagación del virus.

Un año después, la covid-19 —la enfermedad causada por el nuevo coronavirus— ha cobrado la vida de 1600 personas en Huánuco, dejando en la orfandad a esposas, hijos, sumiendo en el dolor a  las familias y agudizando la situación económica de muchos hogares.

La Dirección Regional de Salud ha contabilizado hasta la mañana de ayer un total de 48 486 casos confirmados de contagios con el virus SARS-CoV-2 en el departamento de Huánuco. Y 31 personas continuaban luchando por sus vidas en una cama de cuidados intensivos de los hospitales en el departamento.

En el balance del primer año, el manejo de la crisis sanitaria por parte de las autoridades regionales y municipales resulta desfavorable por la falta de liderazgo e iniciativas para mitigar sus efectos.

Y aunque en las últimas semanas —después de una agresiva segunda ola de contagios— los casos de covid-19 se han reducido y se está vacunando al personal de salud, no hay que bajar la guardia con este enemigo oculto y traicionero, porque puede ser fatal.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *