Comerciante fue hallada enterrada en una chacra

  • Teófila Fabián fue asesinada y su cuerpo metido en un costal.
  • Terreno donde fue encontrada está cerca de la casa de camionero a quien le encontraron el celular de la comerciante desaparecida.

En una fosa de menos de un metro de profundidad, fue hallada sin vida la comerciante Teófila Fabián Rojas de 72 años de edad quien estaba desaparecida desde el 24 de febrero. La víctima que habría sido asesinada a golpes estaba dentro de un costal y enterrada en un terreno ubicado cerca de la vivienda del hombre a quien las autoridades le encontraron el celular de la víctima, por lo que incluso había sido detenido.

Enterados de que el sospechoso de desaparecer a Teófila estaba libre, pobladores y autoridades del caserío Oroya (Molino), donde vivía la víctima, llegaron hasta el vecino caserío de Ushumayo (Umari), y se dirigieron a la casa de Teófila Fabián Rojasa a quien encontraron trabajando en su terreno.

Según versiones, fue en esas circunstancias que los pobladores se percataron que una pequeña parte del terreno, cerca de plantaciones de maíz, estaba cubierto con maleza, lo que llamó su atención y empezaron a retirarla.

Consciente de lo que podían encontrar, Juvencio abandonó el lugar, mientras los vecinos de Teófila deciden escarbar la tierra que estaba suelta.

No pasó mucho tiempo cuando uno de los pobladores se topó con el costal y un olor nauseabundo empezó a sentirse.

Descubrieron un poco más y por un lado del costal lograban ver los dedos de uno de los pies, fue cuando sospecharon que se trataría de Teófila por lo que se comunicaron con los vecinos de Molino para que retengan al presunto asesino, pero cuando llegaron a la carretera el hombre ya había huido hacia Panao y temían que llegue a Rancho y salga de la provincia.

Juvencio se habría dirigido a la Comisaría de Panao para quejarse que un grupo de personas estaba invadiendo su terreno, pero minutos después los policías recibieron información del hallazgo del cadáver en el lugar conocido como Achira

Efectivos policiales llegaron al lugar y encontraron a los indignados pobladores que pedían no dejar escapar a quien consideran es el asesino.

DESENTIERRO

Ante la información recibida, policías del Departamento de Investigación Criminal de Huánuco y la Oficina de Criminalística (Oficri) viajaron hasta Umari para las diligencias de levantamiento de cadáver que se realizó con participación del fiscal Elmer Estrada.

La diligencia se realizó ante la mirada de más de un centenar de personas que rodearon el área para observar el hallazgo a unos 50 metros de la casa del sospechoso.

Los policías retiraron el pesado costal de la fosa de menos de un metro de profundidad y al abrirlo encontraron el cuerpo desnudo de una mujer en posición fetal.

Pese a que el cadáver se encontraba en estado de descomposición, familiares de Teófila la reconocieron.

La víctima presentaba lesiones en el cráneo que habrían sido causadas por una piedra.

Los restos fueron trasladados anoche a la morgue de Huánuco donde se realizará la necropsia a fin de conocer la forma en que la comerciante de coca falleció.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *