¿Quiénes son los milenials y cuáles son sus estilos de vida?

Ing. Sist. Jimmy Grover Flores Vidal
Magister Gestión Tecnológica Empresarial – UNI / Docente Universitario

Definir a un sector de la población como son los ‘milenials’ no es tarea fácil, pero la mayoría de los medios coinciden en algo: estos jóvenes nacidos a partir de los años 80 son una generación digital, hiperconectada y con altos valores sociales y éticos. Todo esto y más les hace diferentes a generaciones pasadas.

El desmedido uso de las tecnologías ha hecho que reemplacen diversas actividades sociales y físicas y esto ha hecho que el desarrollo intelectual baje,  me remito a una frase que el científico Albert Einstein mencionó hace algunos años:  “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad; el mundo solo tendrá una generación de idiotas” reflejó en su momento la gran preocupación de este genio al ver la tendencia de los seres humanos con respecto a los excesos en el uso de la tecnología.

Los milenials una generación particular testigo de varios cambios y surgimientos tecnológicos que marcaron en su momento el nuevo milenio, principalmente la aparición del Internet, pero esto aparentemente también marcó el coeficiente intelectual de los ya mencionados milenials.

De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de la Salud de Francia muestra resultados no satisfactorios en pruebas de coeficiente intelectual, de hecho, comparados con la generación anterior, es decir la de nuestros padres.

A lo largo de los años el coeficiente intelectual del ser humano se había  incrementado considerablemente por causas que ahora se consideran básicas pero que en el pasado eran realmente escasas, hablamos de recursos materiales, salud, educación, servicios básicos; pero que aspectos influyeron a que el coeficiente intelectual de las nuevas generaciones baje; uno de los motivos que en el estudio realizado en Francia menciona como posibles causas son la contaminación o simplemente la exposición a partículas tóxicas como las que se encuentran en los pesticidas que bañan a gran parte de los alimentos que consumimos.

Pero nos preguntaremos ¿qué tiene que ver la tecnología con el coeficiente intelectual?  Aparentemente la razón principal es el tiempo que pasan las personas frente a las pantallas de nuestros aparatos tecnológicos, esto sucede porque el tiempo que le dedicamos a éstas reemplaza a otro tipo de relaciones con el conocimiento y socialización que nutren nuestro cerebro y por el contrario estas actitudes nos dejan otras cosas que se ven afectadas como la concentración, el lenguaje, la memoria y la cultura, cosas que las anteriores generaciones si desarrollaban ya que al no existir pantallas de nuestros aparatos tecnológicos pasaban más tiempo con sus familias, se dedicaban a cualquier otro tipo de actividad como la música, el arte, la cultura, la lectura, etc. e incluso dormían mejor y esto sin mencionar que eran menos sedentarios lo cual además de influir en el desarrollo corporal también influían en la maduración cerebral.

No es por alarmar, pero actualmente los niños con tan solo dos años de edad pasan 3 horas al día frente a una pantalla de un aparato tecnológico, 5 horas en el caso de niños que tienen 8 años y más de 7 horas diarias en el caso de los adolescentes, esto es mucho más tiempo de lo que pasan en el colegio.

La tecnología es buena, útil, necesaria para las actividades del día a día, a tal punto que vivir a espaldas de esta es como vivir bajo la tierra, pero hay que simplificar su uso y autorregúlense porque ya vimos lo que está haciendo a los nativos digitales y esto no va ir mejorando con el pasar de las generaciones, sino todo lo contrario.

El balance y equilibrio es fundamental, nadie dice que debemos estar negados a la tecnología, sino que también se compensen con otras actividades ya sea sociales, espirituales, deportivas; también recapacitar sobre la baja en el coeficiente intelectual de las nuevas generaciones ya que son generaciones que a futuro desempeñaran muchos roles importantes en diversos sectores.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *