Sala revoca prisión de empresarios investigados por estafa

Por mayoría, la Sala Penal de Apelaciones de Huánuco revocó el mandato de prisión preventiva ordenada por un juez para los empresarios Javier Carrión Arellano y Carolina Saldaña Dávila, procesados por el delito de estafa agravada en agravio de 11 personas. Y en su lugar, dictó comparecencia con restricciones para ambos.

Tras analizar los recursos de apelación que interpusieron los representantes de la empresa Amazon Import, así como el sustento del fiscal superior que pedía confirmar la resolución del juez del Cuarto Juzgado Penal de Huánuco que ordenó prisión preventiva por 12 meses para Carrión y Saldaña, los jueces superiores Yofré Castillo Barreto y Eloy Cupe Calcina decidieron revocarla.

Para sustentar su decisión, dichos magistrados afirmaron que no hay peligro procesal porque tanto Javier Carrión como Carolina Saldaña cuentan con arraigo domiciliario, familiar y laboral.

«El peligro procesal es el elemento más importante de la medida coercitiva personal de prisión preventiva y la razón por la que se dicta», alegaron Castillo y Cupe.

Mientras que la jueza superior Angélica Aquino que emitió voto discordante sustentó que debía confirmarse la prisión preventiva de dichos empresarios porque en su opinión sí hay peligro procesal.

Al revocarse la resolución n.º 29  de fecha 12 de diciembre del 2020 del Cuarto Juzgado Penal de Huánuco, la Sala de Apelaciones dictó comparecencia con restricciones para ambos investigados.

Además, cada uno debe pagar  la suma de 10 mil soles de caución económica y cumplir reglas de conducta.

Tanto Carrión como Saldaña fueron denunciados por un grupo de clientes de la tienda de venta de automóviles Amazon Import, de propiedad de ambos, por supuesta estafa.

Los denunciantes afirman que pagaron por vehículos nuevos entre enero y agosto del 2017, que la empresa no les entregó sino hasta que empezó el proceso judicial.

Los abogados de los empresarios afirmaron que cinco de los denunciantes ya recibieron sus vehículos, lo cual —según dijeron— evidenciaría que no hubo intención de estafa.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *