Puentes y 42 hectáreas de cultivos destruidos

MONZÓN-Emer Arangüez

La torrencial lluvia que cayó la noche del 1 de abril incrementó considerablemente el caudal del río  Cutama, que erosionó las bases del puente Limoniaco en la localidad de Chaupiyacu dejando aisladas las localidades de Catalán, Marías, Milagro y Patay Rondos en el distrito de Monzón.

Y dos días después: 3 de abril, a las 05:00 de la mañana aproximadamente, las lluvias aumentaron el nivel del río Monzón hasta desbordar sus aguas que inundaron cultivos de cacao, yuca y plátano, erosionó viviendas y puente vehicular y artesanal en los caseríos de Paujil, Palo Wimba, Agua Blanca, Chipaco, Tazo Pampa y en el sector Viveros (comprensión de La Granja).

El alcalde monzonino, Mishel Rubio Gabriel, dio a conocer que en la parte alta del centro poblado Chipaco dos puentes (Tazo Pampa y Niño Chaca) fueron destruidos por las caudalosas aguas. Y en Chaupiyacu también se afectó el cimiento del  puente Limoniaco.

El edil confirmó que a causa de los desbordes de ríos se perdieron más de 42 hectáreas de café, cacao, plátanos, en los poblados de Sachavaca, Palo de Acero y Agua Blanca. También cultivos de naranja huando, valencia, mandarinas y limón sutil que el programa de viveros municipal entregó a la población.

El edil indicó que deben reubicar a diez familias de La Granja porque el río ha modificado su cauce. «En La Granja tenemos 12 familias damnificadas, Y 10 familias en Palo de Acero, Sachavaca y Agua Blanca», detalló Mishel Rubio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *