Se burlaron del aislamiento social

La cuarentena que decretó el gobierno durante Semana Santa no fue suficiente para evitar las aglomeraciones en los mercados ni la congestión vehicular, ni para que la gente se quede en casa.

Desde las primeras horas del jueves las calles del centro de la ciudad estaban abarrotadas de personas en busca de hacer sus compras. «¡Permiso, por favor!», se oía repetidas veces en la cuadra 3 del jirón Huánuco.

El tráfico era incluso mayor que en días normales. Pese a que solo estaba permitido el uso de transporte público, más de uno salió en motocicleta.

En el Mercado Modelo la situación empeoraba. Si bien se intentaba mantener el aforo correspondiente en el interior, en la entrada se formaban largas colas sin distanciamiento físico para ingresar.

Dentro del mercado, la gente se aglomeraba en el área de pescados, el alimento más consumido en estas fechas, pese a que los fiscalizadores de la Municipalidad y la Policía instaban a que las personas circulen.

En la Plaza de Armas varias personas estaban sentadas como si no se hubiera decretado inmovilización. Incluso varios restaurantes atendían presencialmente, a pesar que la disposición indicaba que solo era por reparto a domicilio.

Y aunque la Policía aplicó papeletas a los infractores, la desobediencia continuó los cuatro días de inmovilización social.

En esta fiesta «Holy Night» estaban 65 personas.

DETENIDOS

Por su parte, la Policía confirmó la detención de más de un centenar de personas incumpliendo el aislamiento social obligatorio. Efectivos de la Comisaría de Amarilis impusieron 14 multas y las autoridades municipales cerraron los locales comerciales que funcionaban a pesar de no estar permitidos a hacerlo.

En la ciudad de Huánuco (cuadra 15 del jirón Dos de Mayo) diez adultos y dos menores de edad fueron sorprendidos en una cabina de internet . Fueron llevados a la Comisaría y multados.

En Cayhuayna se intervinieron bares clandestinos y se multó a 10 parroquianos.

En Las Moras se intervino un prostíbulo donde estaban 9 mujeres, 22 varones y dos menores de edad.

En San Andrés, los policías intervinieron una casa de campo en la que se realizaba la fiesta «Santo Perreo». Ochenta personas fueron intervenidos y multados.

Y en El Bosque en otra casa de campo se realizaba la fiesta «Holy Night» con 65 personas, entre ellas 17 venezolanas.

Y anoche en el recreo campestre Llantito, en Huachog, se intervino a 40 personas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *