Sospechoso de desaparecer a ganadero huye de Panao

Familia se queja de la lentitud de la investigación fiscal

Juan Joel Espíritu Encarnación, principal sospechoso de la desaparición del ganadero Cesario «Wilder» Ventura Tineo habría huido de Panao luego de que se hiciera público que en la casa donde vive se encontraron las sogas que serían de la víctima.

Familiares de «Wilder», como era conocido el comerciante de ganados, denunciaron que mientras la investigación avanza a paso lento el sospechoso de la desaparición se fue de Panao.

Según dijeron, la tarde del domingo último Juan Espíritu fue visto pasar por el frontis de la Comisaría de Rancho en dirección a Huánuco. Llevaba mochilas e iba acompañado de su cuñado Elmer Sabino.

Espíritu Encarnación habría decidido huir luego de que en su casa se encontró la soga que Cesario  llevó el día de su desaparición.

Se conoció que el sábado 3 de abril, la familiares del ganadero desaparecido llegó a Huamán (Panao) donde está la casa que ocupa el investigado Juan Joel. Con autorización del propietario buscaron en los alrededores y al llegar al gallinero, dijeron, encontraron escondida una bolsa conteniendo sogas.

La esposa de Cesario dijo haber reconocido  las sogas que su esposo llevaba para comprar ganados. Comunicaron a la policía y fiscal que llegaron al lugar y recibieron la evidencia que fue lacrada.

Los familiares del desaparecido están exigiendo a la Fiscalía celeridad en la investigación pues indican que hasta el momento solo se han programado declaraciones, entre otros, del sospechoso quien pese a las reiteradas citaciones no se presentó a declarar.

Pidió a la Fiscalía solicitar el levantamiento del secreto de las comunicaciones, registro domiciliario, entre otras diligencias.

DENUNCIA

Emilia Rivera denunció que el 1 de marzo su esposo salió de su casa en Santo Toribio La Punta, Umari, con dirección a Huamán (Panao) para encontrarse con su socio Juan Joel Espíritu Encarnación pues ambos viajarían a Muña y Tambo de Vaca (Chaglla) para comprar ganados.

Pero pasaron los días no y Wilder no volvía por lo que iniciaron la búsqueda y al no encontrarlo denunciaron su desaparición. Ante ello, el 17 de marzo su hija Flor formuló denuncia en la Comisaría de Panao y pidió investigar a Juan Espíritu.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *