Policía es detenido por gresca y conducir ebrio

Y por infringir las medidas sanitarias

El SO3 Limber Carrión Espíritu que labora en la ciudad de Lima pero que debía estar aislado por ser persona vulnerable a la covid-19 fue detenido por sus colegas de la Comisaría de Pachitea cuando conducía su vehículo en aparente estado de ebriedad y por protagonizar una gresca y por infringir las medidas sanitarias.

La detención del suboficial se produjo la noche del lunes en la calle Mayro. Policías de Panao lo intervinieron ante la denuncia del ciudadano Jaime Sánchez Estela a quien Limber Carrión y otras dos personas habrían agredido.

Según se conoció, cuando los policías llegaron a la calle Mayro, el policía estaba en un vehículo de lunas polarizadas las cuales estaban cerradas.  Inicialmente, Limber se habría resistido a la intervención pero luego se identificó como efectivo policial que laboraba en Lima, pero que se encontraba aislado por ser persona vulnerable.

Eso no evitó que sea detenido y trasladado a la Comisaría para las diligencias correspondientes.

Tenía signos de haber ingerido licor por lo que fue sometido al dosaje etílico que habría arrojado 0.50 gramos de alcohol por litro de sangre.

Denunciante como denunciado fueron evaluados por el médico legista que certificó que tanto Jaime como Limber presentaban diversas lesiones.

En su defensa, el efectivo policial habría dicho que fue atacado a pedradas y con botellas por cuatro sujetos.

Al igual que otros policías detenidos por infringir las medidas sanitarias, Carrión Espíritu será investigado por los delitos de conducir en estado de ebriedad y lesiones, pero administrativamente por las infracciones contra la disciplina y contra la imagen institucional, por los que incluso podría pasar al retiro.

INVESTIGADO POR CRIMEN

Además el suboficial Carrión habría incumplido las reglas de conducta que le impuso el Juzgado de Panao en el proceso que se le sigue por el crimen del padre de su enamorada, Mauro Zúñiga Durán, perpetrado en octubre del 2020 en Panao.

La hipótesis del Ministerio Público es que los hijos de la víctima y el policía habrían planeado el asesinato. Pero hasta el momento solo el hijo de Mauro, Yovanni Mauro Zúñiga, está encarcelado.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *