Se quejan que autoridades no realizan diligencias por ganadero desaparecido

Los familiares del comerciante ganadero que desapareció hace un mes y medio en Panao, reclaman que la investigación no avanza, pese a que —aseguran- tienen pruebas que involucran a un amigo del desaparecido.

No se sabe nada de Cesario Ventura Tineo, «Wilder», desde el 1 de marzo, cuando salió de su casa en Santo Toribio La Punta (Umari) hacia el poblado de Huamán (Panao) para encontrarse con su socio Juan Joel Espíritu Encarnación. Ambos viajarían a las alturas de Chaglla para comprar ganados.

La hija de Cesario, Enma Ventura, reclamó que ni la Policía ni el fiscal a cargo del caso, Digver Ludeña Sanabria, han hecho ninguna diligencia para saber qué pasó con su padre.

«Nosotros estamos buscando con nuestros propios recursos a mi papá. Ya hemos buscado en Tambo de Vaca, Muña y Huamán», aseguró.

La familia sospecha que el socio de “Wilder”, con quien trabajó durante 4 años, lo asesinó para quitarle el dinero con el que comprarían el ganado. «Más o menos 12 mil soles tenía mi papá para comprar 6 ganados», cuando desapareció.

La hija y la esposa del desaparecido ingresaron a la casa de Juan Espíritu y encontraron una soga que pertenecería a Cesario. Sin embargo, la Fiscalía no realizó ninguna diligencia al respecto.

Ellas exigen que se «levante el secreto de llamadas para saber quién es el responsable».

En tanto Juan Espíritu, según afirmaron, está escondido en su casa en Panao.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *