Cenares dejó de proveer oxígeno al Hospital de Contingencia

Desabastecimiento de medicamento afecta a enfermos con covid-19

La falta de oxígeno en el Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán Medrano es un problema que se arrastra desde hace varias semanas afectando a los enfermos con covid-19 ahí hospitalizados y a sus familiares que tienen que hacer denodados esfuerzos para conseguirlo en la calle.

«Me piden un cilindro de oxígeno cada dos horas», dice la hija de uno de los hospitalizados con covid-19 mientras esperaban un vehículo a la salida del nosocomio que la lleve de La Esperanza a Huánuco a buscar dicho medicamento.

«Cobran 600 soles la recarga, pero no tenemos balón y en el hospital no te quieren prestar para recargarlo y un balón nuevo cuesta 2 500 soles. El que no tiene plata se muere», dice afligida.

El director de dicho nosocomio, Víctor Espíritu, confirmó que tiene déficit de oxígeno porque Cenares (Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud) del Ministerio de Salud dejó de proveerles dicho medicamento, la empresa Praxair no les atiende la dotación que necesitan y porque, además, dejaron de recibir los balones de los vecinos departamentos de San Martín y Ucayali porque también están colapsados con enfermos con covid-19.

«Si se cumpliera a cabalidad el contrato deberíamos tener el oxigeno suficiente, sin embargo Praxair nos ha emitido un documento donde prácticamente nos dice que su capacidad de producción de oxigeno no da para más. Ha habido semanas que solo hemos tenido el abastecimiento de diez balones en una semana de Praxair», relató.

El galeno detalló que las 12 camas de la unidad de cuidados intensivos (uci) covid-19 están llenas y de las 57 camas de hospitalización, 34 están ocupadas pero con pacientes que requieren alto flujo de oxígeno.

Para la mañana de ayer Espíritu estimó que el hospital necesitaba 120 balones de oxígeno aproximadamente, pero tenían entre 111 y 115 balones.

«La brecha hoy es corta, pero el solo hecho que aumente dos o tres pacientes más en cuidados intermedios que usan dispositivos con alto consumo de oxígeno se eleva 30 a 40 balones más», explica.

Entre los familiares de los hospitalizados la sensación era que el déficit de oxígeno era mucho más que de 5 cilindros.

Otro hecho que, de acuerdo con lo explicado por Espíritu, ocasiona el alto consumo de oxígeno en el hospital es que los enfermos con covid-19 llegan en estado crítico porque se han estado automedicando en sus casas.

«Hay muchos paciente en sus casas utilizando oxígeno y en el mayor de los casos no son tratados por personal de salud, de ahí que ya llegan complicados con automediación al extremo que llegan a una cama uci o a alto flujo. Eso es bastante preocupante», indicó.

Refirió que para atender la demanda el personal de la planta de oxígeno trabaja las 24 horas del día y se abastecen con balones llenados en las plantas de Cáritas, Hospital Materno Infantil Carlos Showing Ferrari y del nuevo hospital Hermilio Valdizán Medrano. «Con todo ello estamos tratando de poner el máximo soporte que se puede dar a los pacientes», indicó.

Espíritu comentó que tras la primera ola de casos covid-19 el hospital logró una reserva considerable de oxígeno que ya se agotó.

«La no dotación de oxígeno de Praxair y Cenares nos ha llevado a situaciones extremas que hemos tenido que soportar con lo que tenemos», indicó.

TERCERA OLA

Y si bien confirmó que aún continuamos en la segunda ola de casos covid-19, el funcionario señaló que la preocupación aumenta por una eventual tercera ola que será más agresiva y letal por las variantes del virus SARS-CoV-2 que circulan en el departamento.

En ese sentido informó que ya han enviado al Gobierno Regional el proyecto para la ampliación del módulo de uci con 25 camas y que un equipo del Gobierno Regional evalúa la instalación de una red de distribución de oxígeno a las camas de hospitalización y uci con el sistema manifold (colector de gases medicinales que controla el flujo).

Espíritu indicó que dos médicos uciólogos están en uci además de médicos especialistas que se capacitaron en Lima en atención en uci.

Afirmó también que los otros dos médicos uciólogos que tiene el nosocomio atienden en el uci general que también amplió sus camas de 4 a 6 por la situación crítica que también enfrenta.

Indicó que para la tercera ola tienen proyectado la contratación directa de más médicos especialistas y reconoció que es difícil conseguir más uciólogos a pesar del alto sueldo que ofrecen, a causa de la pandemia.b

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *