Vigilancia

Un video ha mostrado al Perú y al mundo una conducta deshonesta y hasta criminal de un trabajador del sector Salud: inyectar aire en vez de la vacuna contra la covid-19 a una adulta mayor. Aunque las autoridades han anunciado que ya investigan los casos, que serían tres en el país, deben activarse todas las alarmas en las instituciones y la sociedad civil para asumir una vigilancia efectiva a fin de que ese tipo de hechos no tengan ningún resquicio para aparecer en esta y cualquier otra campaña de vacunación.

En Huánuco se inicia hoy la vacunación a los adultos mayores de 65 años, lo que significa un universo mayor de personas por inocular en comparación a los otros dos grupos etarios ya convocados: mayores de 80 y mayores de 70; y significa también mayor riesgo o mayor tentación de incurrir en prácticas deshonestas.

En primer lugar son los colegios profesionales de salud los que deberían asumir el compromiso de una vigilancia de sus colegiados involucrados en la vacunación y de aplicar la sanción más severa a quien incurra en un hecho similar o más grave al de simular la vacunación.

Pero las municipalidades también podrían ayudar con un sistema de vigilancia de la vacunación con sus serenos y/o con transmisiones en vivo en sus redes sociales del punto de vacunación. Pero son la Diresa y el Gobierno Regional los obligados a garantizar la vigilancia para que en Huánuco no haya simulación de vacunación que linda con el crimen.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *