A la Policía se la respeta

Han pasado 33 días desde que un grupo de efectivos de la Policía en Huánuco recibieron la primera dosis de la vacuna Pfizer contra la covid-19. Y de acuerdo con la ficha técnica de dicha vacuna, la segunda dosis debieron recibirla entre 21 y 28 días después para garantizar su protección.

El jefe de la V Macrorregión Policial Huánuco Pasco, Gral. PNP  Carlos Tineo, ha informado que hoy llegarían las vacunas para aplicar la segunda dosis. Naturalmente todos en la Policía esperan que se cumpla, aun cuando eso no depende directamente del referido oficial sino de las altas autoridades del Ministerio del Interior.

Lo que llama la atención es que no se esté respetando el esquema de vacunación y se ponga en riesgo la efectividad de la vacuna en quienes precisamente se encuentran en la primera línea de batalla contra la covid-19.

No solo han tardado en enviar las vacunas de la primera dosis, también la segunda dosis poniendo en riesgo el esquema de vacunación recomendado por el fabricante de la vacuna para garantizar su efectividad.

Esas demoras solo pueden entenderse como un maltrato a los efectivos policiales de parte de su misma institución. ¿No era mejor que el Minsa asuma la distribución y aplicación de las vacunas a los policías, sabiendo que la Sanidad de la Policía tiene mil deficiencias en el país? Cuántos más días pasen se pone más en riesgo el esquema de vacunación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *