Empleado de la Sunat muere envenenado

Dejó cartas despidiéndose de sus familiares.

TINGO MARIA

Luis Alberto Sánchez Guerrero (30) fue encontrado sin vida en su habitación del hospedaje «Ismael», ubicado en el jirón Callao 564, Tingo María. Por causas que se investigan, el trabajador de la Sunat Tingo María tomó una fuerte dosis de un raticida que lo habría matado en pocos minutos.

Fue su amigo y colega Isaac Luna quien lo encontró sin vida cuando lo fue a buscar para ir juntos a trabajar pero Luis Alberto no respondía a sus llamados y junto con el encargado del hospedaje decidieron ingresar por la ventana.

Grande fue su sorpresa cuando al ingresar a la habitación, Isaac encontró a su amigo en el suelo, a un costado de su cama y en posición de cubito dorsal, y sin signos vitales.

Tras constatar lo ocurrido, policías de la Comisaría de Tingo María pidieron la intervención del Departamento Investigación Criminal (Depincri). Policías de esa unidad junto al fiscal Pedro Aguirre asumieron las investigaciones para esclarecer lo que ocurrió.

Según se conoció, la víctima no presentaba lesiones que hagan presumir se trate de un crimen.

Al inspeccionar el ambiente, las autoridades  hallaron  en la habitación sobres del raticida denominado Killer Campeón, además de cartas para sus familiares y su pareja a quienes pide perdón por su decisión.

Sánchez habría decidido poner fin a sus días agobiados por problemas financieros.

Se conoció que Luis trabajaba en las oficinas de control de la Sunat que están ubicadas en la localidad de La Alcantarilla, como encargado del área de  insumos químicos.

Tras las diligencias en el local, las autoridades llevaron el cadáver a la morgue para la necropsia respectiva.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *