Sanción ejemplar

Otra vez el director regional de Educación, Rosendo Serna Román, ha denunciado que malos docentes han abandonado a sus alumnos para desarrollar otras actividades que les generan ingresos adicionales al del sueldo que perciben mensualmente del magisterio.

Esa conducta deshonesta y delictiva debe y merece ser sancionada con drasticidad y en el tiempo más breve para no seguir perjudicando a los estudiantes ni el Estado siga siendo víctima de estafa por parte de inescrupulosos.

Si bien Serna ha indicado que aún no tienen la cantidad exacta de docentes que están incurriendo en dicha conducta, adelantó que se podrá conocer en las próximas semanas tras las visitas a las comunidades por parte de las comisiones conformadas en la DRE.

Este esfuerzo de la DRE debería recibir el respaldo del Gobierno Regional y del Ministerio de Educación con una asignación presupuestal para financiar equipos o personal que asuma la labor en oficina de los especialistas que se desplazarán. Eso es inversión y no gasto.

Pero también esta labor debería activar los mecanismos del sistema de justicia y control para que en el tiempo más breve se impongan las sanciones a quienes, aprovechando la emergencia sanitaria y la virtualización de la educación, han abandonado a sus estudiantes (no dictando clases o reduciendo las horas de clases) para dedicarse a otras tareas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *