Hoy entregan restos de 4 asesinados por senderistas en 1988

Treinta y tres años después de que fueron victimados por una columna del grupo terrorista Sendero Luminoso en la selva del Alto Huallaga, los familiares de  Epifanio Mariano Gómez de la Cruz, Justo Espinoza Filomeno, Eduardo Nieto Cruz y Rodolfo Arcángel García Lugerio podrán darles cristiana sepultura.

Y es que hoy la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas entregará los restos de cada uno de ellos a sus familiares en una ceremonia especial que comenzará a las 9 de la mañana en el auditorio del colegio La Sagrada Familia de la ciudad de Tingo María.

A la ceremonia asistirán Mónica Barriga, titular de la Dirección General de Personas Desaparecidas; el jefe nacional del Instituto de Medicina Legal; Horacio Eguren, fiscal coordinador de la Fiscalía Supranacional , Daniel Jara; el gerente regional de Desarrollo Social del Gorehco, Juan Barreto; el alcalde provincial de Leoncio Prado, Miguel Meza, y familiares de las víctimas cuyos restos fueron exhumados de las fosas  en las que estaban desde que fueron victimados.

Tras confirmarse la identidad de cada uno de ellos, a través de la prueba de ADN, se ha programado la ceremonia para hoy.

Epifanio, Justo, Eduardo y Rodolfo fueron asesinados el 24 de mayo de 1988 por una columna de Sendero Luminoso integrada por 150 sujetos armados en el caserío de Huayruro, distrito de Castillo Grande. «Reunieron a toda la población, luego de ello sacaron al medio de la reunión a cuatro personas, donde después de amenazarlos y ponerlos en el suelo, los acuchillaron a la altura de la nuca. Ellos querían formar las rondas campesinas para enfrentar el accionar subversivo en dicha jurisdicción. Luego del asesinato obligaron a algunos pobladores a hacer fosas y enterrarlos», relató una testigo al fiscal.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *