Confiesa participación en el crimen de colaborador eficaz

Guisella Espíritu es sometida a diligencias fiscal policial

Ante las pruebas en su contra, Guisella Espíritu Trebejo -detenida el martes en Monzón- confesó su participación en el crimen del colaborador eficaz  del Ministerio Público, Diego Alberto Ita Herrera, a manos de sicarios de una banda de narcotraficantes.

Fue durante el interrogatorio a cargo del fiscal Richard Dávila y efectivos de Homicidios del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) que la joven dio su versión de cómo se vio involucrada en el hecho de sangre del 18 de abril último.

Guisella, que estuvo asesorada vía virtual por una abogada de la Defensa Pública, reconoció que fue ella quien llevó a Ita Herrera hasta Vista Alegre (Aparicio Pomares) por indicación del sicario, aunque dijo que no sabía que lo matarían.

AMENAZADA

Espíritu Trebejo dijo haber sido captada por un sujeto al que conoce como Luis «El Gringo» quien junto a otros sujetos la buscaron en Mushcapata (Monzón) y bajo amenaza de muerte la obligaron a acercarse a la víctima.

Según Gisella, el sicario le dijo que Diego le debía la suma de 30 000 soles y quería que lo saque para que él pudiera cobrarle. Según declaró, «El Gringo» ofreció darle la suma de 5000 soles por ayudarlo.

Narró que antes del crimen se encontró con Diego en el parque San Pedro donde estuvieron poco tiempo pues él sabía que podían estar siguiéndolos. Luego, en un carro se dirigieron hacía el obelisco ubicado en Jactay y tal como coordinó con «El Gringo» bajaron caminando hacia Huánuco, pero al llegar a Vista Alegre el asesino atacó a Diego por la espalda para luego huir en un vehículo que lo esperaba a unos metros.

Las autoridades están tratando de identificar a los sicarios que llegaron desde Ayacucho para tomar venganza por haber delatado a los miembros de una banda internacional  de narcotraficantes detenida con más de 161 kilos de clorhidrato de cocaína en un almacén de la ciudad de Tacna, en el año 2017.

Entre los detenidos que fueron llevados hasta Ayacucho se encontraba Diego Ita quien durante el proceso se convirtió el colaborador eficaz de la Fiscalía y logró su libertad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *