Un nuevo Perú

Ha terminado la campaña electoral  y la ONPE está en el trabajo de contabilizar los votos consignados en las actas electorales por los miembros de mesa bajo la observación de los personeros legales (donde los hubo).

Y si bien los resultados conocidos hasta ahora no permiten señalar con claridad al ganador o ganadora de la votación, sí deberían señalarnos con claridad que, independientemente de quien se alce con el triunfo, es importante que desde ahora empecemos a fortalecer las organizaciones de la sociedad civil para hacerle frente a cualquier pretensión de promover, impulsar, fomentar, instaurar el clientelismo político en el régimen que se inicie este 28 de julio.

Si hay algo en el que han coincidido ambos candidatos —a pesar del antagonismo proclamado y exhibido—es que el país requiere cambios urgentes. Y si en algo han coincidido los analistas de izquierda, derecha, centro, centroizquierda, centroderecha… es que  el Estado debe atender a esa población histórica desatendida y de la que solo se acuerdan en campaña electoral. Pero hay otra cosa que también deberíamos tener claro. Y es la defensa de nuestro sistema democrático: y el primer paso es respetar el voto del otro. ¡Basta de descalificaciones! El sustento de la democracia y de toda convivencia pacífica es el respeto por el otro. Y sin importar quien llegue a la Presidencia, hay mucho por hacer por el nuevo Perú que nos merecemos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *