Antonio Domínguez: «No soy títere de nadie»

Director de Transportes habla sobre los audios de gobernador regional

En dos de los audios que exponen presuntos actos de corrupción en el Gobierno Regional se menciona al director regional de Transportes y Comunicaciones, Antonio Domínguez, como el funcionario «de entera confianza» del gobernador regional, Erasmo Fernández, para realizar «amarres» en las obras. El director de Transportes se defendió y aseguró que no está involucrado en esos actos.

Por primera vez desde que en setiembre se filtró el primer audio de lo que sería una conversación del gobernador regional con un empresario, Domínguez habló de esos temas con la prensa y negó estar involucrado en los presuntos actos de corrupción que comprometen la gestión de Erasmo Fernández. «Yo no soy títere de nadie, solo soy títere de mi trabajo», sentenció.

«Me eximo de hacer comentarios, porque considero que han sido [grabados] antes de que yo entre en esta dirección», dijo ante la insistencia de los periodistas por conocer sus impresiones sobre el supuesto diálogo de Erasmo con el empresario.

En uno de los audios que habría sido grabado a inicios de la gestión de Erasmo Fernández, la supuesta voz del gobernador  regional le dice a su interlocutor que para dirigir la Dirección de Transportes  «le hemos invitado al ingeniero Antonio Domínguez».

En ese primer audio revelado en setiembre, el gobernador le asegura a su interlocutor aún no identificado que Domínguez «es totalmente de confianza, va a trabajar con nosotros (…) los proyectos de mantenimiento, esos lo vamos a amarrar con Antonio».

Pero Domínguez se defendió argumentando que como director regional de Transportes y Comunicaciones no interviene en los procesos de selección.  «Los procesos de selección tienen todo un mecanismo. Tiene sus plazos, sus normas», dijo.

En otro audio que se conoció a fines de octubre, se hace referencia a una licitación para una obra en Cayhuayna que se llegó a cancelar. El material da a entender que la cancelación fue por orden del gobernador para favorecer a cierta empresa constructora.

La aparente voz del gobernador le dice a su interlocutor que hablará «con el ingeniero» para que «busque la sinrazón» y anule un proceso de selección para construir un muro de contención en Cayhuayna. Y efectivamente, Antonio Domínguez anuló ese proceso el 13 de abril. Dicho muro de contención es un componente de la obra de mejoramiento de la avenida Juan Velasco Alvarado, que se ejecuta por administración directa.

«Cuando llegué a la dirección, lo primero que observé es ese muro, porque la anterior gestión [de Juan Alvarado] lo quería ejecutar por contrato. Era algo inusual porque el resto de la obra se estaba haciendo por administración directa», sostuvo el director de Transportes.

Según él, esta fue la razón por la que se canceló el proceso de selección a un día de que se adjudique la buena pro. Sin embargo, el argumento que usó entonces para cancelar el concurso —según la resolución que firmó— fue que vulneraba el principio de competencia porque se exigía un requisito no establecido en las bases integradas.

Además, la razón por la que no se volvió a lanzar la licitación fue porque la Ley de contrataciones se lo impide. «La cancelación [del concurso público] implica la imposibilidad de convocar el mismo objeto contractual durante el ejercicio presupuestal» del 2022.

     
 

Agregue un comentario