Comuneros de Chavinillo levantan paro aduciendo que su asesor legal quiso estafarlos

Los comuneros de la comunidad campesina de Chavinillo, en la altoandina provincia de Yarowilca, decidieron levantar el paro que mantenía bloqueado el tramo II de la carretera Huánuco-La Unión desde hace dos semanas. Esto, al sospechar que el abogado que los asesoraba intentaba estafarlos.

El viernes en la tarde en la plaza de Chavinillo, los comuneros y su junta directiva acordaron levantar la medida de fuerza que inició el lunes 3 de octubre exigiendo a Provías Nacional la renegociación de sus tierras, las cuales fueron expropiadas para que se ensanche y asfalte la carretera Huánuco-La Unión.

Los comuneros advirtieron a los pobladores que «persistan en su actitud del paro» que serían «denunciados penalmente por el delito de vandalismo y por atentar contra el derecho al libre tránsito», según se lee en el acta de la reunión.

Como se recuerda, varias comunidades campesinas de la provincia de Yarowilca bloquearon la carretera que conecta la capital del departamento con cinco provincias altoandinas de Huánuco, en señal de protesta. Su pedido era que Provías Nacional renegocie el pago del justiprecio de sus tierras, pues solo les habrían pagado 1 sol con 30 céntimos por cada metro cuadrado.

Pero, según relataron algunos pobladores, la persona que los habría incitado a iniciar este paro fue el abogado Iván Ovalle Escalante, quien, presuntamente, ha estafado a otras comunidades campesinas en otros departamentos utilizando la misma estrategia.

Al descubrir las denuncias contra Ovalle, los comuneros de Chavinillo decidieron levantar el paro pues, según dice el acta del levantamiento del paro, sienten «haber sido estafados por este mal representante».

Sin embargo, relataron fuentes de este diario, un grupo de pobladores mantiene los bloqueos en algunos tramos y se niega a levantar el paro, lo que ha creado conflictos entre los mismos pobladores.

EL PRESUNTO ESTAFADOR

Basta con colocar en el buscador Google el nombre de Iván Ovalle Escalante para conocer las denuncias que varias comunidades campesinas de otros departamentos han interpuesto en su contra por presunta estafa.

 

Ovalle, quien, además, está inhabilitado por el Colegio de Abogados de Apurímac, se presenta como «especialista en expropiaciones de tierras comunales» y con ese rótulo se ha paseado por varias comunidades campesinas avivando protestas en contra de obras similares a la carretera Huánuco-La Unión.

Por ejemplo, en Andahuaylas, departamento de Apurímac, los pobladores de Champaccocha lo denunciaron penalmente porque se habría llevado parte del dinero que ellos cobraron por sus tierras a Provías Nacional. Según relató el presidente de esa comunidad, Ovalle los indujo a hacer un depósito de 300 mil soles a una cuenta del banco BBVA, y luego desapareció.

Y en Chavinillo el abogado quiso cobrar a los comuneros «el 30 por ciento del monto económico total y/o patrimonial ganado a favor de la comunidad campesina» a cambio de prestar sus servicios de «asesoría y defensa legal», según se lee en el contrato que firmó con las comunidades.

Es decir, los pobladores de Chavinillo tendrían que pagar a Ovalle más de la cuarta parte de lo que les pagaría Provías Nacional por sus tierras.

Los comuneros consideran «haber sido estafados», según dice el acta que firmaron el último viernes al levantar el paro, ya que el abogado «nos abandonó y jamás hizo más presencia». En asamblea acordaron «dejar sin efecto» el contrato suscrito con el presunto estafador.

Página3 intentó comunicarse insistentemente con el presidente de la comunidad campesina de Chavinillo, Hemer Isidro, pero no atendió las llamadas telefónicas

     
 

Agregue un comentario