El contrato de una obra que tiene cierto avance no puede resolverse

Gobernador regional fija posición sobre caso del puente Tingo y de otras obras que heredó de Alvarado

«Yo también cuestioné como vicegobernador por la forma cómo se había contratado al consorcio [Puente Tingo]; pero, estamos en una situación diferente, hoy tenemos cierto avance en la obra y la ley establece bien claro, y hay normativas al respecto, una obra que tiene cierto avance no podemos en ningún momento [permitir] que se resuelva», manifestó el gobernador regional, Erasmo Fernández, en declaraciones a la prensa tras concluir su reunión con autoridades y representantes de la sociedad civil de la provincia de Leoncio Prado para tratar sobre la situación de la construcción del puente Tingo María-Castillo Grande.

Como se sabe, dicha obra está paralizada porque el consorcio resolvió el contrato aduciendo incumplimiento del pago de sus valorizaciones y la exigencia «ilegal» del cambio de sus cartas fianzas.

«Yo solamente pido que todos apuntemos a un solo objetivo: que esta obra no se paralice», invocó el gobernador regional para de inmediato manifestar que «no importa lo que puedan decir» quienes lo critican por la paralización de la construcción del puente Tingo María, «pero —pidió— hagamos algo porque esta obra no se paralice».

Las autoridades tingalesas llegaron el viernes para conocer los avances de las gestiones del Gobierno Regional para que se reinicie la obra. En la cita fueron informados de que el procurador Juan Carlos Nolorve, ya había presentado el martes 13 la solicitud de conciliación a la Cámara de Comercio de Industrias de Huánuco que debía notificar al consorcio para luego fijar audiencia.

Aunque pidieron copia del escrito, el asesor legal del Gobierno Regional, Pelayo Beteta, lo negó aduciendo reserva del caso.

Disconforme, el alcalde de Castillo Grande, Pabel Espinoza, propuso que el Gobierno Regional intervenga la obra y la adjudique al segundo lugar o lo ejecute por administración directa.

El gerente de Infraestructura, Raúl Alvarez, aclaró que cualquiera sea la modalidad para reiniciar la obra hay que cumplir procedimientos y plazos.

ALISTAN PROTESTA

«El Centro de Conciliación tiene siete días hábiles para citar al Gobierno Regional al Consorcio Puente Tingo a la reunión para conciliar; pero si hasta el miércoles 21 del mes en curso no se realiza la conciliación, lamentablemente aplicaremos el plan B, el cual consiste en contundentes movilizaciones de protesta, exigiendo el reinicio de la obra del puente Tingo María-Castillo Grande», indicó el consejero regional por Leoncio Prado, Amancio del Águila Rodríguez.
Después de la reunión en el Gobierno Regional el viernes nos reunimos en la empresa constructora con su representante legal, Miguel Thencera Pastor, quien nos mostró voluntad de conciliar con el Gobierno Regional para reiniciar la obra», añadió.
«El (…) Consorcio Puente Tingo quiere que les paguen sus valorizaciones y respeten sus cartas fianzas», afirmó Del Águila.
«Lo que la población de Leoncio Prado y sus autoridades pedimos, es que no quede paralizada esta obra», enfatizó.

OTRAS OBRAS

En declaraciones a la prensa, Erasmo Fernández indicó que el puente Tingo María y el anillo vial Héroes de Jactay que el jueves paralizó sus trabajos porque no le pagaban su valorización.

«Todas las obras que se iniciaron en la época del señor Alvarado (…) [son] una carga muy pesada y lamentablemente todos como que apuntaran a que se resuelvan [sus contratos]; pero, vuelvo a repetirle: una obra como el anillo vial ya tiene un buen avance. ¿Convendría a la población que se resuelva porque queremos que se resuelva?, No. (…) Me dice que habían paralizado [el anillo vial] porque no se había pagado la valorización,. Ya se le pagó y ya han vuelto a trabajar», manifestó.

SIN ADMINISTRADOR

En otro momento, Erasmo Fernández confirmó que hasta la mañana del viernes no había designado al reemplazante de José Lozano en la Gerencia de Administración. Lozano renunció públicamente acusando maltrato del gerente general y negando responsabilidad en la resolución del contrato de la obra del puente Tingo María-Castillo Grande por parte del consorcio, pues había condicionado el pago de las valorizaciones al cambio de las cartas fianzas.

El gobernador aprovechó el momento para responder a sus críticos: «Dijeron que todos los gerentes están renunciando en masa, ¡mentira! Cada gerente tiene su razón. El gerente administrativo se va (…) [porque] no está de acuerdo con la decisión que se iba a tomar. El subgerente de obras se ha ido, no por esto del puente (…) ¿Le digo la verdad? Se le exigió que haya mayor celeridad en sus funciones, creo que está atareado y no puede hacerlo». 

ESPERA CITACIÓN

Y sobre el acuerdo del Consejo Regional de admitir a trámite el pedido de que sea suspendido de su cargo por el audio que se le atribuye y en el que ofrece a un empresario «amarrar» los proyectos de la Dirección Regional de Transportes, dijo que acudirá a ese órgano de gobierno si lo citan.

«Si procede mi suspensión, debe proceder, no tengo por qué oponerme», enfatizó.

Y fue entonces que sin decir sus nombre se refirió a los consejeros Amancio del Águila y Américo Cárdenas de quienes dijo le paran «adjetivizando» «todos los días». «Pero hay algo que dijeron, que hay un vicegobernador que ellos quieren que asuma. Bueno, pues, ¿qué significa eso? No quieren que yo esté ahí [en la Gobernación Regional]. Sin embargo estaré hasta el último día que se decida legalmente que siga en el cargo», manifestó la autoridad regional.

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.