Electores acudieron a elegir a sus autoridades

Los electores acudieron ayer a las urnas para elegir en el departamento de Huánuco al gobernador, vicegobernador y consejeros regionales, además de alcaldes y regidores provinciales y distritales.

Varias mesas electorales estuvieron instaladas antes de las 7 de la mañana, hora del inicio de la votación, como la mesa número 018659 del Colegio Mariscal Cáceres de San Luis, Amarilis, que a las 6.36 ya estaba lista para recibir a los electores.

De acuerdo con el cronograma electoral, las mesas de votación debían abrirse a las 7 de la mañana y cerrar a las 5 de la tarde.

Pero varias meses se terminaron de instalar después de las 7 de la mañana porque uno o más miembros de mesa no llegaron y porque ninguno de la fila quería asumir esa tarea, no obstante que ahora los miembros de mesa reciben un estímulo de 120 soles.

Así, por ejemplo, la mesa n.º 018564 del colegio Jorge Basadre de Santa María del Valle se instaló a las 8.05 de la mañana.

La votación transcurrió con algunos incidentes, como en el colegio Mariscal Cáceres donde el candidato a la Alcaldía de Amarilis por el movimiento político Mi Buen Vecino, Roger Hidalgo, tuvo que retirarse del frontis de dicho local de votación luego de que algunos electores advirtieran que en su teléfono celular tenía pegado un sticker con el símbolo de su organización política.

Y en la Unheval, donde se instalaron 42 mesas de votación, el dirigente del distrito de Pillco Marca, Dedicación Huerto Tiburcio, denunció haber hallado propaganda electoral de las organizaciones políticas Huapri y Avanza País, situación que criticó.

Y si bien la seguridad de los locales de votación estaba a cargo de la Policía, patrullas del Ejército llegaron a varios de ellos para reforzar momentáneamente la seguridad.

En algunos lugares de la zona rural, en cambio, la presencia militar fue permanente durante la jornada electoral.

Casi a la hora del cierer de los locales de votación, el presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Huánuco, Roberto Castillo, comentó que desde el sábado se ha desplazado más de 300 fiscales a los lugares de votación para intervenir en casos se produjeran actos ilícitos.

En tanto que la jefa de la Oficina Defensorial en Huánuco, Lisbeth Yllanes, informó también que desde la víspera han estado verificando los locales de votación para que no haya propaganda electoral y se garantice el derecho al voto de los ciudadanos.

En medio de la jornada de votación dos ciudadanos denunciaron que esta vez no aparecían en el padrón de electores de Huánuco, pese a que en los comicios pasados sí pudieron sufragar acá. Jhon Garay dijo que esta vez aparecía como elector de Aucayacu, capital del distrito de José Crespo y Castillo, donde residió hasta hace algunos años.

Y en el caso de Luis Soria figura como elector de Pasco, no obstante que hace años hizo su cambio domiciliario. Su caso fue registrado por la jefa defensorial.

Y tras el conteo de votos en algunos lugares se produjeron incidentes de violencia, como en Chupán donde quemaron material electoral aduciendo un supuesto fraude a favor del candidato ganador.

Mientras que en la localidad de Chuquis el apagón de la energía eléctrica causó la protesta de un grupo de electores. Un fiscal y policías llegaron desde La Unión ante la posibilidad de que desborde la violencia. Con la ayuda de linterna terminaron el conteo de votos.

     
 

Agregue un comentario