Miles marchan por aumento de salarios ante el alza del costo de vida

Con una multitudinaria marcha pacífica, los trabajadores de Construcción Civil y profesores de Huánuco reclamaron un urgente aumento salarial, ante el alza del costo de vida. La jornada de protesta  nacional fue convocada por  la CGTP (Confederación General de Trabajadores del Perú) a la que están afiliados dichos gremios.

Desde el óvalo de Cayhuayna hasta la Dirección Regional de Trabajo marcharon más de mil trabajadores, en su mayoría obreros de construcción civil, para presentar su pliego de reclamos. El aumento salarial es su principal pedido.

La propuesta de negociación colectiva de los trabajadores del andamio, dirigida a la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), es que se les incremente el jornal: 10 soles a los obreros operarios, 9 soles a los oficiales y 7 soles a los peones.

«Es una negociación que hacemos de acuerdo al costo de vida y la inflación. Por ejemplo, en el 2019 logramos el aumento de 7 soles a los operarios, 5 al oficial y 4 soles al peón; pero ya no es suficiente», explicó el secretario regional de Construcción Civil, Jotwin Criollo.

La negociación colectiva es el pacto entre el empleador y los trabajadores para regular los salarios. «Es nuestro derecho pedir aumento de salarios dignos, porque el costo de vida ha subido y ya no alcanza», alegó.

En la misma marcha y con el mismo pedido, participaron los docentes del Sutep. «Pedimos que el presidente Pedro Castillo cumpla con su promesa del 10 por ciento del presupuesto [de la república asignar] para Educación. Esto implica el incremento de haberes a los docentes y administrativos, asimismo atender las brechas de infraestructura», manifestó el secretario regional del Sutep, Armando Matos Mato.

«Asimismo pedimos que el Gobierno cumpla con el pago de la compensación por tiempo de servicios. El Congreso lo ha aprobado, pero el presidente se ha negado a aprobar la ley, eso es una indignación para el magisterio», indicó.

Según el dirigente «el presidente Castillo no está cumpliendo ni siquiera con el mandato constitucional, que dice el 6 por ciento del presupuesto para Educación».

Por otro lado, ambos dirigentes lamentaron los actos vandálicos que se produjeron el lunes y el martes durante el paro de transportistas y campesinos. «Son buenas las luchas, pero no los actos vandálicos. Sí a los reclamos, sí a las protestas y no a la violencia», exigió.

CIERRE DEL CONGRESO

A pesar de sus reclamos, los gremios respaldaron al presidente de la república y en sus arengas también pedían que se cierre el Congreso de la República.

«Nosotros respaldamos la gobernabilidad. El Congreso se ha dedicado a la vacancia [presidencial] y a obstruir el trabajo del presidente. Es más, los fujimoristas están incitando al crimen en las protestas», acusó Criollo.

Y el dirigente del Sutep acotó que «las bancadas del Congreso están aprovechándose del desequilibrio que está teniendo el profesor Castillo y están provocando más inestabilidad. El pueblo exige que se cierre el congreso y un cambio de constitución».

     
 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.