Regidor pide garantías ante amenaza tras denunciar supuesto uso de combustible edil en campaña electoral

Tras declarar ante un fiscal anticorrupción sobre su denuncia de que combustible de la Municipalidad de Amarilis estaría siendo desviado a la campaña electoral del movimiento Mi Buen Vecino que lidera el exalcalde amarilense Antonio Pulgar, el regidor de esa municipalidad, Rusbel Chávez, llegó ayer a la Prefectura para denunciar haber sido amenazado y pedir garantías para su vida y la de sus familiares.

Relató que la tarde del miércoles, luego de que se publicara en las redes sociales que fue él quien denunció que supuestamente se estaba abasteciendo a una camioneta de Mi Buen Vecino combustible que pertenecería a la municipalidad de Amarilis, sujetos en moto aparecieron por su casa y le gritaron que lo están vigilando.

Dijo temer por su vida y que no ha dormido en su casa, ni sus hijos.

Chávez anunció que después de la campaña electoral hará público otras denuncias de supuestas irregularidades en la Municipalidad de Amarilis, afirmando que al alcalde Álex Cipriano «el cargo le quedó grande».

NO ES COMBUSTIBLE DE LA MUNICIPALIDAD

Y en conferencia de prensa, el gerente municipal de la Municipalidad de Amarilis, Aldo Reyes, negó tajantemente que combustible de esa institución se esté desviando a la campaña de Mi Buen Vecino.

Mostrando el acta de la intervención fiscal del miércoles, dijo que han entregado todos los vales de combustible generados el miércoles a la Fiscalía. Para ese día se entregaron vales por 140 galones de petróleo en total del grifo Ávila, pero solo se despacharon 50 galones que se llevó en timos pequeños y en un automóvil a Shairicancha para un tractor oruga que está trabajando en esa zona.

Reyes precisó que ninguno de los tres detenidos por la Policía por el combustible que el grifo Ávila dice haber donado a Mi Buen Vecino, no son trabajadores de la municipalidad.

     
 

Agregue un comentario