Se frustró sesión de la Asamblea Universitaria en la Unheval

La sesión ordinaria de la Asamblea Universitaria de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán convocada para el jueves último y en la que debía informarse sobre el pedido del docente principal Santos Jacobo de que el rector Guillermo Bocángel deje su cargo por estar inhabilitado para ejercer cargo público, se frustró por falta de cuórum, confirmaron fuentes ligadas a ese órgano de gobierno valdizano.

Si bien la sesión ordinaria fue convocada el 28 de mayo, Jacobo Salinas le presentó un día antes a Bocángel su escrito pidiéndole que, en el plazo de diez días deje el cargo y el 3 de junio entregó otra carta a los decanos de las 14 facultades y a la directora de la Escuela de Posgrado exigiéndoles que hagan cumplir la sentencia que inhabilita a Bocángel para ocupar cargo público.

El plazo que el docente otorgó a Bocángel vencía precisamente el jueves 6 de junio, fecha para la que se había convocado la asamblea universitaria que es el máximo órgano de gobierno de una universidad.

Jacobo Salinas había advertido que si vencido el plazo, Bocángel continuaba en el cargo, a pesar de su sentencia por un hecho de corrupción cuando era congresista de la república por Huánuco, iniciaría las acciones legales en contra del rector, vicerrectores y decanos, miembros de la asamblea universitaria, por incumplir sus funciones.

La Asamblea Universitaria de la Unheval está presidida por el rector e integrada por los dos vicerrectores, decanos de las 14 facultades, directora de la Escuela de Posgrado y los representantes de los docentes principales, de los asociados y de los auxiliares, además de los represenantes de los estudiantes de pregrado y posgrado.

Según el Reglamento de la Unheval, la Asamblea Universitaria se reúne en sesión ordinaria una vez al semestre y en forma extraordinaria a iniciativa del rector, o de quien haga sus veces, a pedido de más de la mitad de miembros del Consejo o de la Asamblea Universitaria.

     
 

Agregue un comentario