El racismo, clasismo y otros prejuicios en nuestras sociedades

Carlos Tucto Rodil
Abogado e investigador social

1.- Nuestro país, probablemente, es el más discriminador de América Latina. En 1990, aproximadamente, el ilustre intelectual profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Alberto Flores Galindo, afirmaba que en el Perú existían más de 50 culturas, añadía que, pese a esta heterogeneidad, deberíamos esforzarnos en buscar puntos homogéneos, que nos permitan avanzar y alcanzar el desarrollo.

2.- El racismo y el clasismo son las taras sociales que más predominan. Varios factores influyen en que se reproduzcan y se prolonguen. La educación es la más poderosa. Empieza en casa, los padres trasmiten a sus hijos su lenguaje, sus costumbres, sus creencias, sus prejuicios, sus temores, sus errores, sus aciertos, etc. Todo esto ocurre fundamentalmente hasta los 5 años de edad. Luego continúa el aprendizaje del niño en la escuela, con sus compañeros, profesores, es decir empieza la interacción social. Los programas de informática contribuyen alienando a los niños, así muchos se convierten en adictos de algunos juegos (algunos programas tienen varios millones de usuarios), por lo que se convierte este asunto en problema para los padres. El uso y abuso que hacen los niños, también lo alternan con la televisión, que propala programas que consolidan la alienación: mencionamos «esto es guerra», telenovelas (cuyos argumentos son maniqueos), los programas de Magaly Medina, de la chola Chabuca, Gisela Valcárcel, etc.; asimismo la transmisión de noticieros que mayoritariamente desinforman, tergiversan, mienten (por lo que los críticos los llaman prensa basura). De manera que adultos y niños tienen una conciencia alienada, que se va reproduciendo de generación en generación. Para muestra un botón, así los escolares tienen internalizada la idea que deben usar ropa fina o de mayor precio, igual con las zapatillas y zapatos, para diferenciarse de los pobretones, con la complacencia y debilidad de los padres. A todo esto, las clases media y alta se regodean a tal punto que la familia y los allegados siguen siendo racistas y clasistas. En los colegios privados ocurre en mayor medida, como por ejemplo al Presidente de la República Pedro Castillo Terrones le cholean (shuquean como lo hacen en Huánuco). Hay pues un odio hacia esa clase procedente de la zona rural, gente trabajadora y honesta. De manera que los políticos, los integrantes de la clase alta que tienen esa educación y cosmovisión, desprecian a ese ciudadano, conforme lo hacen la señora K, Rafael López Aliaga, congresistas Patricia Chirinos, Jorge Montoya, José Cueto, y un largo etcétera.

3.- La discriminación con que actúan los niños y adultos se extiende a las esferas de la política. Lo peor es que tales personas adultas no tienen ninguna autoridad moral. La prensa alternativa ha divulgado con valentía los antecedentes de tales personajes, conforme también lo hemos dicho en artículos anteriores. Diversos críticos de los golpistas, cuestionan a tales vacadores (que no ha prosperado en el Congreso el día 7 de diciembre de 2021). Cuestionamientos que lo realizan el politólogo Roberto Alvarado Rubiños, el periodista Ricardo Belmont, entre otros: que la señora K ha estudiado en los Estados Unidos con dinero de los peruanos, ha tenido cabal conocimiento de las atrocidades que cometía su padre el dictador, cuando ha regresado de los Estados Unidos al introducirse a la política, ha liderado a su organización congresal con artimañas, conspiraciones, haciendo promesas que nunca ha cumplido, elaborando proyectos de ley, convertidos en leyes que nunca han favorecido a la población, se ha inclinado a favor de las grandes empresas explotadoras, que tiene acciones en varias empresas mineras en el Perú, desde su posición de jefa de su partido ha ordenado a su bancada de 73 congresistas en el año 2017 que se opongan a los octágonos en los productos alimentarios industriales, que se oponga a la devolución de todo el dinero que se le debe a la ciudadanía en diversos rubros, en suma, según los críticos, tiene un discurso hipócrita, pero en verdad está en contra de los intereses del pueblo. Respecto a los dos congresistas ex militares se refiere a ellos como si fueran almirantes de batea, que Jorge Montoya firmó el acta de sujeción a Vladimiro Montesinos. Es muy larga la relación de cuestionamientos que hacen contra Rafael López Aliaga, pese a que es un moroso, que debe más de 34,000,000.00 soles de impuestos al Estado. Respecto a la congresista Patricia Chirinos afirman que ha integrado la organización criminal que al comienzo lideraba Alex Kouri, luego Félix Moreno y Juan Sotomayor, que conjuntamente con otros integrantes de la agrupación Chimpúm Callao han ordenado el asesinato de un ex integrante que los iba a delatar.

4.- Respecto de la utilización de programas de juegos para niños, se nos ocurre modestamente una forma que en parte puede mitigar la adicción: los juegos deberían contener estrategias para llegar a la meta, con contenido cultural y premios simbólicos, alentados por los profesores de las aulas, a cambio de aumentar sus notas en los diversos cursos. Esto va a coincidir con la asistencia de los alumnos a clases presenciales, en las que se darían mayor orientación y control.

5.- El racismo y clasicismo se ha extendido incluso en parte de la población con menos recursos económicos, sobre todo en la proliferación de prejuicios, así, el provinciano que vive en la capital o en la ciudad, cholea al recién llegado de provincias o de las zonas andinas. La prensa sobre todo la televisión tiene contenidos alienantes, así avalan o justifican el sistema capitalista neoliberal. Estos ciudadanos son una parte de los que apoyan los programas políticos de los derechistas, aun cuando en estos dos últimos años, por efectos de la pandemia han perdido su trabajo, se les han acumulado las deudas bancarias, y a propósito de los bancos estos con indolencia siguen cobrando las mensualidades, en otros casos han «renegociado» unilateralmente dichas deudas, a tal punto que los usuarios deudores están en inminente embargo de sus bienes como vehículo, la casa o pequeño inmueble donde vive con su familia (y pensar que muchos de estos poderosos económicamente tienen dinero para «donar» a políticos como por ejemplo a la señora K). Hay escenas patéticas de sufrimiento, que nos lacera el corazón y el espíritu. Lo que sucede es que los Bancos no quieren perder ni un ápice de ganancia, congruentes con el mero ánimo de lucro que es un interior superior de ellos, conforme lo afirma el actual Papa Francisco (mención aparte es el caso del fundador del Sodalicio, quien para no pagar la reparación a las víctimas ha puesto en venta un inmueble lujoso). El interés o ánimo de lucro a ultranza con que actúan los grandes empresarios es consustancial a la naturaleza del neoliberalismo. Asimismo, es necesario añadir que en nuestro país el racismo puede ser pasado por alto por los sectores discriminadores, cuando el sujeto, digamos «cholo» o similar, tiene bastante dinero, sobre esto hay numerosos ejemplos, como el caso del ex congresista fallecido Mamani quien tenía rasgos físicos como la mayoría de nosotros, los andinos, pero los que lo conocían no eran racistas ni clasistas con él.

6.- Conviene referirnos a la errónea conducta del Presidente que días atrás ha atendido en su casa alquilada en Breña. Al respecto, dejemos que la Fiscalía haga la investigación correspondiente, y si le encuentran responsabilidad que se le aplique la ley (recordemos que el presidente es un hombre público, prácticamente no tiene vida privada, excepto con su familia, armoniosamente). Además, existe otro dicho que conviene recordar: «La mujer del César no solamente debe de ser honesta, sino que también debe aparentar». En el peor de los casos, en la hipótesis de que haya ocurrido, efectivamente hay conductas que cometen gran cantidad de políticos, grandes empresarios, que son diametralmente mucho más graves. Así, sin tener autoridad moral se rasgan las vestiduras. Esto nos trae a colación lo que decían los fariseos «No hagas lo que yo hago, sino lo que yo te digo que hagas». O lo que decía Jesucristo a los fariseos «El que esté limpio de culpas, que arroje la primera piedra».

7.- En suma, la discriminación étnica y de clase social a personas con menos ingresos económicos, es un obstáculo para la convivencia entre peruanos, empezando por lo menos de un diálogo. A veces nos ponemos a reflexionar cuán difícil es llevar a la práctica las enseñanzas bíblicas, hacer las paces, incluso con nuestros enemigos, decimos esto porque los hechos nos informan que la señora «K» tantas veces ha prometido cambiar su política de gobierno cuando llegue al poder, empezando por esa promesa que hizo en los Estados Unidos al ser entrevistada por el politólogo Steven Levitsky antes de las elecciones presidenciales de 2020, luego firmó un pacto con varias fuerzas políticas comprometiéndose a respetar las elecciones, empero, a partir de las 11:00 p.m. del 6 de junio de 2021, cuando el Jurado Nacional de Elecciones informó los primeros resultados, empezó a alegar que hubo fraude, cuando en realidad no lo hubo, esto de acuerdo a todas las secuencias que hemos pasado, con impugnaciones de actas, haciendo demorar a los jurados electorales casi 2 meses, hasta llegar a las últimas semanas, en las que alegando «incapacidad moral» a través de su bancada y diversos congresistas, entre ellos Patricia Chirinos, pretendieron vacar al presidente Castillo. La interpretación de incapacidad moral que hace el congreso es antojadiza y que en realidad se trata solo de conseguir 87 votos para vacarlo. En ese orden de ideas, también es difícil llevar a la práctica lo que aconseja Jurgen Habermas que existen problemas de entendimiento entre los seres humanos a nivel doméstico y macro debido a que no dialogamos. Decimos esto, porque si nuestro interlocutor es renuente a cualquier diálogo o incumple sus promesas, es nula cualquier intención positiva.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •   

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *