La sindemia

Juan Carlos Espinoza Vilar
juancae10@yahoo.com

Un grupo de científicos aseguran que la covid-19 no es una pandemia y proponen enfrentarla como una sindemia. Sostienen que desde el punto de vista de la sindemia, permitirá fijarse no solo en la enfermedad infecciosa sino también en el contexto social de las personas.

Pero ¿qué es la sindemia? En resumen, es la unión de la sinergia, descrito como una cooperación; y pandemia, cuando se expande a muchos países. Dos o más enfermedades interactúan y causan un daño mayor que la suma de estas dos. El impacto de esta interacción está facilitado por condiciones sociales y ambientales que juntas a estas dos enfermedades se potencializan y hacen que la población sea más vulnerable.

Las personas más vulnerables a morir o enfermar de gravedad con la covid-19 son aquellas con otras enfermedades como la obesidad, el cáncer, diabetes o problemas cardiacos. Asimismo, se ha observado que la enfermedad ataca desproporcionadamente a comunidades empobrecidas, de bajos ingresos y minorías étnicas. En USA, los de raza negra tienen el doble de probabilidades de morir; en Perú, el país con más muertes per cápita, el impacto es mayor en los distritos con niveles socioeconómicos más bajos.

No se trata solamente de la suma de 2 enfermedades. La sindemia se caracteriza también por interacciones biológicas y sociales entre diferentes condiciones y son estas interacciones que convierten la susceptibilidad de una persona a una enfermedad determinada.

Por todo ello, los científicos concluyen que no se puede luchar contra la covid-19, sin luchar contra esas enfermedades que en el Perú, el Minsa denomina determinantes de la salud, y recomiendan las siguientes acciones:

Hacer frente a la covid-19 desde el punto de vista de la sindemia permitirá fijarse no solo en la enfermedad infecciosa sino también en el contexto social en el que se propaga y se potencia.

Eliminar las estructuras que hacen difícil el acceso a la salud y a una dieta adecuada a los pobres.

Advierten que si los gobiernos no diseñan políticas y programas que ayuden a revertir estas desigualdades por lo que las sociedades no estarán seguras frente a la covid-19. (https://www.thelanced.com/journals)

En el Perú, la descentralización aborda este problema de fondo. Los Gobiernos Regionales y Locales comparten con el Minsa la responsabilidad de la Salud y Educación Pública, se han creado las Gerencias de Desarrollo Social en estas instituciones con la finalidad de que diseñen y ejecuten programas que se orienten a atacar los problemas que dan origen a esas enfermedades.

En la región Huánuco el año 2003 se dio inicio a la implementación de la estrategia de Municipios Saludables en 9 localidades, entre provincias y distritos, en procura de alcanzar el pleno bienestar físico, mental y social de nuestra población. Han pasado 4 gobernadores regionales -entre ellos un médico; y el último, docente de profesión- y los escasos avances que se habían logrado los tiraron por la borda. Han privilegiado el uso del fierro y cemento abandonando los temas relacionados a las capacidades humanas, al extremo que el actual gobernador prioriza la construcción de la Vía de 4 Carriles, que es caro e innecesario, a dotar de los servicios básicos a distritos y localidades que carecen de ellos.  El Minsa destina solo el 1 % de su presupuesto para las labores de Promoción de la Salud.

Es necesario precisar que la estrategia de municipios saludables procura el desarrollo humano desde la perspectiva de 5 ejes temáticos: 1) Desarrollo de hábitos saludables, 2) Desarrollo de espacios saludables, 3)Organizar a la población, 4) Reorientar los servicios en función de las necesidades de la población y 5) La construcción de políticas públicas, en procura de solucionar los problemas inmediatos, en la medida de sus posibilidades.

En ese sentido el desafío es enorme, pero tenemos que emprenderla si queremos alcanzar el desarrollo de nuestra población, cumpliendo con la recomendación de los científicos antes indicados.

     
 

Agregue un comentario